El renuevo de la honra

Alrededor de la Biblia se puede ver que había bastantes personas con necesidad del favor de Dios. Este es una distinción que Él pone para el hombre y mujer que va a usar.  Según Isaías 58, hay un ayuno que Dios escoge en este caso se utilizará este versículo porque hay un conjunto de palabras que tiene que ver con el renuevo y con la honra.

Isaías 58:8 (LBA) Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del Señor será tu retaguardia.

Ahora, la palabra brotará es tsamákj que quiere decir renuevo o retoñar; mientras que la palabra gloria es kabod que significa honra, distinción y reconocimiento de una persona. Al retoñar la gloria resulta un renuevo en la honra, es este Dios permite que reciba una algo que le faltaba y cuando lo recibe llega a ser diferente a los demás. Debemos de sentirnos necesitados de Dios constantemente y examinar en nuestro corazón las cosas que se han marchitado, ahora en esta proclama se nos permite retoñar lo marchito o muerto que es necesario para avanzar en nuestro caminar.

Dios no inicia su creación sin antes llenarlo de honra, esto se puede ver como base en el inicio de las creaciones plasmadas en la Biblia. Porque hay un principio en el cielo “Dios honra a los que lo honran” y Dios quiere que lo honremos y en la medida que lo hagamos recibiremos honra. Dios primero nos capacita para que podamos actuar. 

La honra será restaurada:

  • Deshonraron a Dios
  • Deshonraron a otros
  • Los que sufrieron deshonra
  • Influenciados para que deshonraran a otros.

Estamos viviendo tiempos peligrosos, la Biblia lo dice en una carta de Pablo a Timoteo y este dos veces le habla a Timoteo de los tiempos difíciles y peligrosos que se viven hoy, ahora dentro de esos tiempos es una moda deshonrar a otros y posiblemente no se dan cuenta que están siendo movidos por una influencia.

Al decir que la honra es la llave del favor de Dios, se dice que esto primero se recibe porque Él no lo da al azar. Los que reciben el favor son aquellos que hicieron algo o se mantuvieron en algo, lo cuál es la honra.

La gracia y la honra no son lo mismo, en la Biblia esta palabra es charis, que tiene como significado como regalo inmerecido, no ganado o no trabajado. Por eso la Biblia dice que la Salvación es por gracia, porque no tiene efecto nada que hayamos hecho para recibirla; no así el favor de Dios.

Mateo 22:14 (LBA) Porque muchos son los llamados, pero pocos los escogidos.

En este versículo se puede la misma diferencia entre gracia y favor, los llamados son convocados por gracia mientras el otro grupo tiene favor porque lo alcanzaron.

Génesis 43:29 (LPD) Al levantar los ojos, José vio a Benjamín, el hijo de su misma madre, y preguntó: “¿Es este el hermano menor de que me habían hablado?”. Y añadió: “Que Dios te favorezca, hijo mío”.

Génesis 43:29 (CEE 2011) José alzó la vista y viendo a su hermano Benjamín, hijo de su madre, preguntó: “¿Es este vuestro hermano menor, de quien me hablasteis?”. Y añadió: “Dios te conceda su favor, hijo mío”.

Cabe resaltar que en esta escena estaban los otros 10 hermanos y José le dijo esa frase solo a Benjamín, esto es figura y sombra de “muchos son los llamados y pocos los escogidos”. Estas palabras: “Que Dios te favorezca, Hijo mío”, eran una oración especial para Dios

Génesis 43: 34 (LBA) Él les llevó porciones de su propia mesa, pero la porción de Benjamín era cinco veces mayor que la de cualquiera de ellos. Bebieron, pues, y se alegraron con él.

A Benjamín le dieron 5 veces más, esto es favor. Además, también le dieron 5 vestiduras más. El favor es una distinción que permite que las personas que lo gozan tengan más que los que tiene gracia solamente. Como ministros es necesario que busquemos esto, que el renuevo de la honra nos sea concedido en nuestras vidas.

Génesis 45: 22 (RV1995) A cada uno de ellos le dio un vestido nuevo, y a Benjamín le dio trescientas piezas de plata y cinco vestidos nuevos.

El favor permite que las personas que lo gozan tengan más que las que solo tienen gracia, todos somos salvos, pero no todos permiten que el renuevo de la honra se renueve en sus vidas.

El diccionario Western 1913 dice que el favor es: Brindar ventajas para el éxito; El acto de aprobación, o la condición de ser aprobado, o considerado de manera propicia; apoyo; promoción, defensa; vindicación; o disposición para ayudar. Es la influencia divina que se refleja en la acción, además, el favor es literal, material y espiritual. 

El que recibe el favor de Dios, se le da más que otras. No porque Dios tenga favoritismo, sino porque este hizo algo para recibir la llave del favor de Dios. Cuando Dios da va favor, nos da ventaja para el éxito a comparación de otros que, aunque se afanen no lo alcanzarán.

Proverbios 17:2 (LBA) El siervo prudente prevalecerá sobre el hijo sin honra,
y con los hermanos participará de la herencia.

A este que se le está diciendo sin honra, se le está diciendo que por mucho que trate no prevalecerá porque solo que tiene honra tiene el derecho y la capacidad de prevalecer.

No podemos recibir la honra sin el favor, y si queremos participar del favor de Dios necesitamos restaurar la honra en nuestras vidas.

Honra

Kabod H3519 – H3519 : Primeramente, esplendor y gloria (numeroso, rico, honorable): Distinguido, honorable y honra.

Favor

Timé  – G5092 : Valioso, dinero pagado (específicamente del más alto grado), precio, dignamente, honra, honrar, honroso, precioso y valor. De esta palabra viene honorarios.

  1. Numeroso – Se está hablando de un aspecto multiplicado.
  2. Rico – Recursos: En la tierra se necesita recursos para hacer la obra ministerial.
  3. Honorable – Nos habla de ocupar un lugar de estimación
  4. Distinguido: Entre muchos es favorecido
  5. Honra – Llave del favor.

La palabra honor – desde la raíz anglo-french que es Onur connota elevación. Honor viene también de la palabra Honos en latín. Entonces, los que practican la honra no son del grupo de los llamados sino escogidos. Estos buscan viven, hablan y actúan de tal manera de no caer en la deshora. Debemos tener cuidado de no deshonrar a los demás con nuestras acciones, no podemos hablar mal de nadie, porque comentemos deshonra y Dios trata con nosotros.

Los niveles de honra

  • Dios honra a los que le honran.
  • Dios honra a los que honran su palabra – creerla, escudriñarla
  • Dios honra a los que honran a sus padres biológicos – El primer mandamiento con promesa
  • Dios honra a los que honran a sus pastores
  • Dios honra a los que honran a su iglesia
  • Dios honra a los que deciden honrar a otros.

Cuando Jesús enseñaba, los que lo escuchaban decían “¿No es este hijo de un carpintero?” Estos lo estaban menospreciando, y por eso dijo: “No hay profeta sin honra, solo en su casa”. Dando a entender que el fenómeno de la familiaridad permite que la gente menosprecie por dónde vive. Aunque sepamos de dónde vienen las personas no debemos menospreciar porque nos impide alcanzar la honra.

1 Samuel 2:30 (LBA) Por tanto, el Señor, Dios de Israel, declara: “Ciertamente yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí para siempre”; pero ahora el Señor declara: “Lejos esté esto de mí, porque yo honraré a los que me honran, y los que me menosprecian serán tenidos en poco.

La gente no comprende o no lo quiere hacer y se salta los principios diciendo de restaurar la honra: “A Dios si lo honro, pero a los demás no”. Nadie puede llegar a honrar a Dios si primero no honra todo lo que tiene que ver con esta, como las ofrendas, los padres y los ministros.

Satanás, es el autor de la deshonra. Cuando Dios lo introduce, la Biblia lo describe como un ser muy majestuoso y estaba vestido de hermosura. En las escrituras, no habla de ningún querubín que se vistiera igual que él. La Biblia dice que las vestiduras para el Sumo sacerdote eran para honra de él mismo, Dios no crea algo sin antes honrarlo porque Dios trabaja así porque el pone un distintivo en nuestra vida y es cuestión nuestra mantenernos.

El enemigo usa muchas influencias para crear deshonra en nuestras vidas, la ignorancia a las Escrituras nos hace cometer deshonra. La carnalidad nos lleva a cometer deshonra, al igual que la condición de nuestra alma. 

La contaminación de la deshonra

En términos virales, según algunas estadísticas la gripe tiene la capacidad de contaminar a 2 personas, pero el sarampión puede contaminara a 18 personas. Pero la deshonra tiene la fuerza para contaminar a la tercera parte de las estrellas con su cola, a pesar de que ellos son de otra creación superior. ¿Cuánto más nosotros? 

El factor alma: anti favor

Si hay heridas en el alma, envidias o algo que se ha sufrido en ella se convierte en un factor para caer en deshonra. 

1 crónicas 4:9-10 (LBA) Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, y su madre lo llamó Jabes, diciendo: Porque lo di a luz con dolor.Jabes invocó al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si en verdad me bendijeras, ensancharas mi territorio, y tu mano estuviera conmigo y me guardaras del mal para que no me causara dolor! Y Dios le concedió lo que pidió.

Al investigar a Jabes, la Biblia lo menciona como alguien sin conexión familiar, le pusieron ese nombre por que su madre lo dio a luz con dolor. Otras versiones dicen que era más ilustre, esta palabra en hebreo es kabad H3513 que viene de la palabra kabod. También, se podría traducir como más honorable que los demás. La madre de Jabes, le puso un estigma al recordarle con su nombre el dolor que ella había sufrido, siendo su significado “el que causa dolor” Es decir que había nacido en circunstancias difíciles, este estaba propenso a deshonrar porque las personas como amargura son más probables para deshonrar. A pesar, que tenía la razón para deshonrar nunca lo hizo con sus autoridades o su madre.

¿Por qué Dios le dio lo que pidió? Porque era más honorable que los demás hermanos, poseyendo la llave del favor. 

Puede que muchos hayamos pasado momentos difíciles, ahora en el renuevo Dios quiere que no caigamos en la deshonra de nuestros Padres. Porque se cumple con un mandamiento, y por tanto alcanzaremos el favor de Dios. Ahora en el renuevo Dios quiere que no caigamos en deshonra de nuestros padres para que alcancemos su favor.

En la Biblia no aparece que Jabes haya conocido a su padre y no deshonró a su madre por el tipo de vida que llevaba, sino que dice que fue más honorable que los demás, pero de sus hermanos no se habla; porque él que cumplió el primer mandamiento con promesa fue Jabes y no los otros.

Es necesario honrar a los padres biológicos y espirituales según Efesios 6:2-3 y si esto llegó a ser ley fue por el enemigo que deshonró al Padre Celestial. Es interesante que cuando Dios puso este mandamiento, no dijo solo honren a padres buenos porque Dios trabajará con ellos por separado, pero nuestra tarea es honrarlos y no cambiarlos. Dios se encargará de aquellos padres que no cumplieron con su cometido. 

Éxodo 20:12 (LBA) Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el Señor tu Dios te da.

Deuteronomio 5:16 (LBA) Honra a tu padre y a tu madre, como el Señor tu Dios te ha mandado, para que tus días sean prolongados y te vaya bien en la tierra que el Señor tu Dios te da.

Jabes, a pesar de su pasado, honró a la fuente de vida que representaban sus padres.  Él llegó a ser un hombre reconocido y exitoso porque recibió la llave del favor de Dios. Sin embargo, no se trata solo de honrar a los padres biológicos sino a los espirituales.

Malaquías 1:6 (LBA) El hijo honra a su padre, y el siervo a su señor. Pues si yo soy padre, ¿dónde está mi honor? Y si yo soy señor, ¿dónde está mi temor? —dice el Señor de los ejércitos a vosotros sacerdotes que menospreciáis mi nombre—. Pero vosotros decís: “¿En qué hemos menospreciado tu nombre?”

Honrar padres trae promesa de prolongar la vida y los bienes de la vida. Además, permite los rompimientos de los ciclos de maldición, sistemas de muerte, pobreza, etc.

La honra es recíproca, por eso la Biblia dice “Dios honra a los que lo honran”. Jesús en la tierra practicó esto, cuando Juan el Bautista lo honra antes de Bautizarlo, posteriormente Jesús le devolvió la honra. Dios quiere renovar la honra en nuestras vidas y erradicar los receptores de la anti-honra. 

Lucifer es el autor de la deshonra porque él deshonró al Padre de los espíritus para que no se propagara la deshonra a los padres.

Deuteronomio 27:16 (LBA) “Maldito el que desprecie a su padre o a su madre.” Y todo el pueblo dirá: “Amén.”

Esta misma palabra aparece cuando se maldice a la serpiente del Génesis.

Nadie puede parar a alguien que es favorecido por el favor de Dios.

David era un hombre que tenía razón para deshonrar a su padre del alma, Saúl.  Por estas razones:

  • Saúl intentó matarlo 17 veces.
  • Saúl dio a Mical en matrimonio a otro hombre,
  • Dios se había apartado de Saúl.
  • Dios era enemigo de Saúl.
  • Dios le había quitado el reino a Saúl.
  • Dios le había dado el reino a David.
  • Saúl deshonro a Dios e hizo muchas injusticias.

David, tuvo la oportunidad de matar a Saúl, pero cuando esto sucedió solo le cortó el borde de su manto.  Le dijo: “Mira el Señor hoy te puso en mi mano” y a sus acompañantes les dijo “Líbrame el Señor de deshonrar su unción”. La unción Dios la da y cuando nos deshonran lo están haciendo con la unción de Dios. El mismo Saúl, al ver la actitud de David dijo: “Hijo mío, Dios ya te entregó el reino”. Cuando nos deshonren no debemos de defendernos, porque si somos favorecidos el Señor lo va a hacer.