Los Levitas

El Señor envió a Juan el Bautista a anunciar el mensaje principal del Reino y al Rey. El Señor Jesús, en su ministerio manifestaba el Reino, cuando Él muere y resucita se presenta por 40 días a sus discípulos y  les predica del Reino. Es algo muy interesante, porque cuando Él se va, no le habían comprendido sus discípulos porque le dicen: ¿Restaurarás el reino de Israel en este tiempo?… Ellos no sabían acerca del reino. Luego aparece el Apóstol Pablo quien empieza y termina su ministerio, alquila una casa por 2 años y predica el Reino.

Hay unas tendencias doctrinales que hablan del reino, aquí inicia un problema porque aunque la verdad del Reino es irrefutable, los tiempos pueden ser refutables. Vemos que cuando el Señor habló por primera vez del Reino no fue a la iglesia, fue a Israel y se les fue dicho hasta que ellos estaban saliendo de Egipto porque ellos no entendían el concepto de Reino mientras estaban en esclavitud.

En Éxodo 19:6 LBLA “Y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.” Entendemos que cuando ellos salieron de Egipto no tenían nación, ni sacerdocio, no tenían nada. Los 40 años en el desierto les sirvió a ellos para establecer la infraestructura del Reino, para que cuando le dieran un lugar donde posar la planta de sus pies entonces pudiera establecer lo que ya habían puesto en práctica en el desierto. 

Hebreos 7:11 LBLA “Ahora bien, si la perfección era por medio del sacerdocio levítico (pues sobre esa base recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad había de que se levantara otro sacerdote según el orden de Melquisedec, y no designado según el orden de Aarón?”

Aquí vemos el sacerdocio de Melquisedec. Habían tres dimensiones: la terrenal (el sacerdocio levítico), la espiritual y la celestial.

Apocalipsis 1:6 (NRV1990) “Y nos constituyó en un reino de sacerdotes para servir a Dios, su padre. A éñ sea gloria e imperio para siempre jamás. Amén.”

Los levitas

1 Crónicas 6:1 LBLA “Los hijos de Leví fueron Gersón, Coat y Merari”. Esto quiere decir que el primogenito era Gersón, el de en medio era Coat y el último era Merari.

Nosotros debemos ubicarnos donde nos pusieron. 

Hijo mayor = Gersón (exilado)

Hijo mediano = Coat (asamblea)

Hijo menor = Merari (amargo) 

Cuando reparten las herramientas para el ministerio de estos lo hacen de la siguiente manera:

  • Números 7:7 LBLA “Dos carretas y cuatro bueyes dio a los hijos de Gersón, conforme a su ministerio.”
  • Números 7:8 LBLA “cuatro carretas y ocho bueyes dio a los hijos de Merari, conforme a su ministerio, bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón.” A Merari fue al que más le dieron. 
  • Números 7:9 LBLA “Pero a los hijos de Coat no les dio nada, porque su ministerio consistía en llevar sobre sus hombros los objetos sagrados.” A Coat no le dieron nada. 

El tabernáculo está compuesto por el Atrio, Lugar Santo y Lugar Santísimo. Merari está dentro del Atrio porque si esta amargado no ha a entrado a Lugar Santo y es quien más tiene, Gersón está dentro del Lugar Santo y Coat está dentro del Lugar Santísimo. 

Los coatitas

  • Reconocimiento: Necesitamos trabajar hombro con hombro si somos de Coat. Para ser de Coat debemos reconocer que nuestros antecesores fueron grandes siervos, e incluso fueron llamados héroes de la fe.
  • Unidad: Si vamos a llevar los objetos sagrados tenemos que tener preparado nuestro hombro y a veces vamos a tener que escuchar cosas tan triviales.
  • Los hombros representan responsabilidad.
  • Consuelo.

Objetos sagrados que se llevan sobre los hombros

Los de Coat deben tener cuidado de colocar cualquier cosa sobre sus hombros.  Cuando no se llevan las cosas sagradas sobre los hombros y se llevan cosas que no nos corresponden, eso se convierte en una esclavitud. Lo primero que debemos es limpiar nuestros hombros.

El desfile de los Coatitas

Llevar el Arca del Pacto es cómo llevar en hombros la Presencia de Dios (1 Crónicas 15:15 LBLA) la cual debe ser llevada con responsabilidad, en unidad, en reconocimiento y en consuelo.

Restauración del Tabernáculo de David

Isaías 22:22 LBLA “Le daré la llave de la casa de David, la posición más elevada dentro de la corte real. Cuando él abra puertas, nadie podrá cerrarlas; cuando él cierre puertas, nadie podrá abrirlas.”  

Existen personas que para continuar sintiéndose importante en un lugar no le enseña a nadie más.

Lucas 15:5 LBLA “Y, cuando la encuentre, la cargará con alegría en sus hombros y la llevará a su casa.” Si no existe la compasión, responsabilidad y unidad, puede suceder lo que el Señor Jesús dice a sus discípulos “…recorren el mundo en busca de conversos, y una vez que los encuentran los hacen dos veces más hijos del infierno que ustedes mismos.” Mateo 23:15. Cada oveja que se adhiere a la iglesia en donde estamos, es sagrada.

Éxodo 12:34 LBLA “Entonces los israelitas se llevaron su masa de pan sin agregarle levadura. Envolvieron las tablas de amasar en sus mantos y las cargaron sobre los hombros.”

Existen 5 mantos:

  • Apostólico 
  • Profético
  • Evangelístico (red)
  • Pastoral (la mujer que tocó el borde del manto del Señor)
  • Magistral (cuando salieron de egipto se llevaron la masa de levadura, la pusieron sobre un manto y la echaron sobre sus hombros, esto quiere decir que no podemos estar enseñando a la iglesia con dos semillas, tiene que ser una masa pura).

Somos sacerdotes que deben estar en el Lugar Santísimo, este es el ministro que ministra Filadelfia porque tiene la llave sobre su hombro.