Lo Renuevos

Dios da herencias y promesas, pero muchos no saben cuales son. Mucho no las reciben porque el mensajero que les trajo la noticia no les agrada, esto sucede mucho con los ministros de Dios. 

Cuando viene este tipo de bendiciones deberíamos indagar de ellas, la Biblia dice “Para vosotros es la promesa, para vuestros hijos y para todos los que creyeren” (Hechos 2:39). ¿Cuál es esa promesa? ¿Cómo recibiéremos esta bendición si no conocemos de ella?

El Señor nos dio una promesa la cuál es el Año del Renuevo, por lo que debemos saber lo que va a venir sobre nosotros para que sea más fácil acomodar las cosas. Esto se divide en dos partes, en el Antiguo Testamento hay 23 promesas.

  • 534 Amir: cumbre, rama y renuevo

Isaías 17:4 (LBA) Pero quedarán en él rebuscos como cuando se varea el olivo: dos o tres aceitunas en la rama más alta, cuatro o cinco en las ramas de un árbol fructífero—declara el Señor, Dios de Israel.

Isaías 17:9 (RV1960) En aquel día sus ciudades fortificadas serán como los frutos que quedan en los renuevos y en las ramas, los cuales fueron dejados a causa de los hijos de Israel; y habrá desolación.

En estos versículos parece la palabra amir.

  • 1121 Ben: Hijo, renuevo

Salmo 80:15 (RV1960) La planta que plantó tu diestra, y el renuevo que para ti afirmaste.

Este aparece 4960 veces en la Biblia, de las cuales aparece bastante traducido como hijo, pero tiene 40 probables traducciones como “renuevo” y “flecha”. Lo que Dios nos quiere decir es que este año es el Año de los hijos, en dónde concebirán aquellas que eran infértiles. Pero también los hijos que estaban perdidos en el mundo regresarán a la casa de sus padres. Este también será el año dónde muchas personas que no han podido pasar al nuevo estadío espiritual, lo harán. Porque hay muchos las ovejas, pocos creyentes, pero muy pocos hijos. Aunque nosotros no tengamos hijos somo hijos, este es el año para ser sanado en la relación hijo-padre, la cuál es señal de la venida del Señor (Malaquías 4:6). Para que haya sensibilidad en los padres también debe de ser el Año de los padres, porque estos deben de aprender a perdonar a sus hijos. Justo como en al analogía que hace Dios en Malaquías 3:17.

El enemigo no puede engendrar hijos, por eso busca a hijos sin padre. En Apocalipsis dice en capítulo 6, aparece el jinete de caballo blanco sale con un arco, pero sin flecha. ¿Porqué? Según la Biblia los hijos son flechas, por eso el enemigo busca a los que se salieron de la aljaba de sus padres para hacerlos sus hijos.