Jesús El Camino

La perspectiva de los apóstoles debe unirse porque se complementan para entender la revelación de Dios. ¿Porqué será que Dios no le da toda la revelación a un solo hombre? Para que haya humildad en el cuerpo de Dios y se consulten entre sí para complementarse, como Daniel y Jeremías, porque Daniel estaba investigando acerca de las devastaciones que pasó Israel y fue a los escritos de Jeremías. 

La perspectiva de los apóstoles debe unirse porque se complementan para entender la revelación de Dios. ¿Porqué será que Dios no le da toda la revelación a un solo hombre? Para que haya humildad en el cuerpo de Dios y se consulten entre sí para complementarse, como Daniel y Jeremías, porque Daniel estaba investigando acerca de las devastaciones que pasó Israel y fue a los escritos de Jeremías. 

Otro ejemplo es Pedro y Pablo, que a pesar de que Pablo le llamó hipócrita por sus actos, este llegó a una gran madurez que después de esto reconoce el conocimiento de Pablo en una de sus cartas. Además, este dice que leyó todas sus epístolas en 2 Pedro 3:15-16. Por eso dice la Biblia con mucha claridad: “Al humilde Dios le da gracia”, por lo que Jesús dijo “Padre te alabo porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y se lo diste a los pequeñitos”. Entonces, hablando de la Santa Cena: Mateo, Marco y Lucas la exponen de una manera, pero Juan la describe con mayor claridad. Pero después de Pablo que no participó de la Santa Cena con Jesús también la expone en 1 de Corintios, deja ver que El Señor se le presentó y le ministró Santa Cena.  

Mateo, Marcos y Lucas cuando hablan de escatología cuando mucho usaron un capítulo, esta es una esencia. Sin embargo, Juan escribe un libro de 22 capítulos para explicar escatología. De ninguna manera un apóstol es mejor que otro, sino que esto se complementan. Juan tiene 4 capítulos hablando de la Santa Cena, todo lo que dijeron en ese momento esta en esos capítulos. Aquí se habla del camino y es interesante que se habla durante este gran acontecimiento. Jesús le estaba hablando las últimas enseñanzas antes de irse de la tierra, y en ese momento no entendieron los apóstoles, ya que les dice que es necesario que se vaya para que venga un Consolador. Además, les dice que si creen en Dios también lo harán en Jesús; y que en la casa de su Padre muchas moradas hay, y se va a ir para hacerles lugar allí (Juan 14). 

Jesús le dijo “Ustedes ya saben a dónde voy” y Tomas le responde “No sabemos a dónde vas, ¿cómo sabremos el camino?” A pesar de que ya les había explicado que iba a ir a las moradas del Padre. Jesús le responde: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. Si me hubierais conocido, también hubierais conocido a mi Padre; desde ahora le conocéis y le habéis visto.” (Juan 14:6-7) Pero, Felipe aun así no entendió y Jesús también le responde.

Juan 14: 8-9 (LBA) Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”?

Juan 14:6 (LBA) Jesús le dijo*: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.

Jesús les presenta la esencia de la Trinidad de Dios, al ser cristiano no debes de quedarnos en el primer paso porque nos volveremos religiosos. El camino es el trayecto, pero no es la meta, en este caso la meta es la vida. El camino vendría a ser el atrio que es el 30 % del tabernáculo, el este lugar es importante como dice David “prefiero un día en tus atrios que mil fuera de ellos”. En ese lugar ocurre la purificación, pero no debemos quedarnos allí porque Dios nos llamó a plenitud. Dios sabe la cantidad de bendición que podemos recibir porque si recibimos mucha y no tenemos la capacidad aún podemos morir. Por lo que Jesús dice en Juan 16:12, “Tengo muchas cosas deciros, pero ahora no las podéis soportar.”, para recibir la bendición debemos de estar preparados. Porque para tener experiencias personales con Él debemos de estar preparados.

La Verdad vendría a ser el Lugar Santo 60 %, este no es destino ni el final, esta es otra manifestación de Jesús, según Juan 8:31.

Juan 8: 31 (LBA) Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Los judíos ya conocían el camino y se volvería discípulos, pero era necesario que conocieran la verdad que libera. Porque a esta en el camino dejaremos y entenderemos muchas cosas, pero al entrar a la verdad seremos libres, lo cual nos permitirá entrar a la Vida. Esta es 100% y es figura del lugar Santísimo, aquí podremos tener vida eterna permanente, no podemos ser conformistas ya que debemos anhelar más.  A veces traemos una mentalidad conformista al evangelio y porque no debemos buscar sólo ser salvo sino la vida.

Hechos 8:36 (LBA) Yendo por el camino, llegaron a un lugar donde había agua; y el eunuco dijo: Mira, agua. ¿Qué impide que yo sea bautizado?

¿Quién es el Camino? Jesús en su primera faceta, nuestra trayectoria en Cristo al 30 % y nuestra vida en el atrio. No podremos llegar a la verdad si no tenemos una definición que queremos llegara a la Vida.

El eunuco iba por el desierto, este era un emisario de otra nación. Tenía agua para beber, pero hasta que vio un lugar con agua para ser sumergido pidió bautismo. Es decir que en el camino obtendremos revelación, ya que más adelante en Romanos 6 dice que al bautizarnos seremos partícipes de la resurrección de Cristo. Es necesario primero creer y luego bautizarnos ya que el evangelio es personal, por eso no cuenta bautizarnos de muy pequeños porque no lo hicimos conscientes ni entendíamos la gran bendición que era.