El Renuevo del Reino

En esta ocasión veremos aspectos acerca del renuevo, pero desde el punto de vista del renuevo. El mensaje más definido en el evangelio alrededor del Nuevo Testamento es el Reino de Dios, ni siquiera fue la salvación. La cual explicada como necesaria para tener derecho de ver el reino en Juan 3.

El mensaje de Juan El Bautista, era “arrepentíos y convertíos porque el Reino de los Cielos se ha acercado”. Este decía que después de Él vendría el rey y luego lo presenta como Cordero, se puede llegar a pensar de esta manera: “¿Es Rey o es Cordero?”. Sin embargo, la respuesta es que es ambos, porque es una cuadrimensión con diferentes facetas.

Jesús predicaba acerca del reino en repetidas ocasiones, sin embargo, Él hizo énfasis que el reino no era de este mundo sino en los corazones (Juan 18:36). Esto es lo que la iglesia no entendió, ya que al volverse imperial tenía la autoridad de derrocar y poner reyes y abusar de su poder.

Como el reino de Dios es dentro del corazón, no se le puede imponer nada a nadie. Ya que para cada persona tiene un trato de Dios personal, además de convicciones. Por este motivo, debe de haber un renuevo del reino en nuestros corazones.

1 Samuel 11:14 (LBA) Entonces Samuel dijo al pueblo: Venid, vayamos a Gilgal y renovemos el reino allí.

En ese momento no gobernaba ningún rey, sino que lo hacía jueces, sacerdotes y profetas. Para presentar al rey debía de haber un movimiento profético, justo como sucedió con el profeta Samuel y Juan el Bautista. Este último había sido libertado y según la Biblia pertenecía a una secta llamada Hijos de la Luz, además pertenecía a los esenios que su base era cerca del mar muerto. Estos se bautizaban múltiples veces al día y esta doctrina no era permitida de difundir, él fue hecho libre y por eso empezó a predicar el bautismo a todos.

Necesitamos ministrar nuestros dones con libertad, el enemigo trata de mancharnos con vergüenza para frenarnos. Pero, si Cristo nos limpió ya no hay vergüenza para nosotros.

José también pasó por Gilgal antes de entrar a Canaán, aquí el pidió un pedernal para circuncidar al pueblo de Israel. La importancia de esto es que la circuncisión se usa para quitar el prepucio, que es un exceso de carne en el aparato reproductor masculino. Al aplicarlo espiritualmente tanto en hombres como mujeres, hay personas que no se pueden reproducir espiritualmente por el exceso de carne que hay en sus corazones. Entonces, para que haya renuevo del reino en nuestras vidas debemos ser circuncidados de malas actitudes y demás carne en nosotros. Hay dos tipos de circuncisión, una hecha para los niños y otra para los adultos, la cual es la más dolorosa.

La Biblia relata que al Dina ser violada, Siquem (hijo del rey Hamor) la pidió en matrimonio. Los hermanos de Dina estuvieron de acuerdo si el príncipe y sus hombres eran circuncidado, estos accedieron. Al tercer día, el cuál era el día de más dolor los hermanos de Dina los mataron a todos, estos tenían tanto dolor que no pudieron defenderse.
 No va a haber renuevo en nuestras vidas sino hay circuncisión en nuestras vidas, ninguno de nosotros nos vamos a salvar de ir a Gilgal. Por eso dijo Samuel dijo que en Gilgal se renovaría el reino, porque no basta con cantar “Ven y toma el trono”, sino es necesario quitar la carne de nuestros corazones para que el reino se asiente en nosotros. En 1 Samuel 11:14, se hablaba de un reino literal, pero nosotros no lo somos por eso Jesús se aparece anunciando un reino espiritual.

Mateo 26:29 (LBA) Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Entonces para renovar el reino aparte de la circuncisión es necesario otra cosa, el renuevo de la vida. El pan de la Santa Cena fue horneado y no tiene vida, este significa muerte; pero el vino significa vida porque viene de un fruto vivo. No puede haber vida si antes no hay muerte, no puede haber resurrección si antes no hay muerte. La Biblia dice que la Sangre de Jesús está fresca en la jofaina, al tomar la Santa Cena se hace remembranza del sacrificio de Cristo. La Sangre de Cristo tiene muchas funciones, la Biblia dice en Apocalipsis que por medio de la Sangre de Cristo se venció a la bestia, en Apocalipsis 1 dice que fuimos hechos reyes y sacerdotes por medio de ella; además en Hebreos dice que fuimos hechos aptos para todo buena obra por medio de la sangre de Cristo.

Jesús es la vid, según Juan 15, ¿el renuevo de la vid que será? Somos nosotros, la Vid fue cortada

El apóstol Pablo en Filipenses 3 dice, “Yo quiero conocer a Cristo y el poder que salió de su resurrección”, a pesar de tener 14 años de ser apóstol. Este poder es el cual levanta al que todos habían dado por perdidos. Toda nuestra fe se basa en la resurrección, Jesús si resucitó, Pablo decía

Génesis 40:10 (RV2) y en la vid había tres sarmientos; y ella como que florecía, salía su renuevo, maduraron sus racimos de uvas.

Esta era una proyección de lo habría de suceder, ni siquiera había sido formado Israel. Este versículo fue el sueño que tuvo el copero, este soñó un renuevo y esto lo salvó, colocándolo incluso en su posición antigua. El pandero no tenía renuevo y lo mataron. En el año del renuevo, Dios primero nos dará renuevo y esto es un símbolo de que dentro de poco seremos instalados en nuestra posición original. La Biblia dice “Por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios”. Dando a entender que en un principio si participaron de esa gloria, al ser puestos en la posición original volvemos a ser partícipes de la gloria envolvente de Dios; la cual perfecciona.