Los pilares donde se sienta el reposo

Pastor Angel Morfin

La vida del cristiano es como una carrera de resistencia en donde no basta con inscribirse, pues esto no nos garantiza ganar la carrera ni mucho menos terminarla, es por eso que día con día debemos examinar nuestro caminar y suplicarle a Dios que ordene y afirme nuestros pasos.

 

El equilibrio y la firmeza son parte fundamental en esta carrera, porque si no tenemos un buen fundamento tendemos a flaquear, tal como sucede con una mesa que tiene dañada alguno de los pilares que la sostiene, provocando que las cosas se muevan de un lado a otro a causa de la inestabilidad, sin embargo lo que se tiende a hacer en estos casos es simplemente no apoyarse en ese lado débil para que la mesa parezca firme; de igual manera hay personas que saben que tienen un área dañada en su vida y que por esa razón prefieren no tocar el tema para parecer cristianos victoriosos. Puede ser que tengan más de un área dañada y que aunque parecen firmes dentro de la iglesia lo único que los une a ella es su familia e incluso un privilegio que cumplir, por lo que es tiempo de reconocer nuestra condición a la luz de la palabra para que venga con ella la restauración y el oportuno socorro de parte de Dios y así entrar en Su reposo.

 

Habiendo expuesto lo anterior veremos seis pilares en los que se sienta el reposo, que están tipificados en los seis días creativos de Dios (Génesis 2:2 y Éxodo 31:17), y los que potencializados con los seis elementos de la armadura descrita en Efesios 6:11 harán que nuestro reposo no sea momentáneo, sino que sea un reposo permanente.

 

Efesios 6:13 (LBLA) Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.

 

Es interesante notar que la palabra dice tomad toda la armadura, lo que nos enseña que no debemos esperar a recibirla, debemos ser diligentes y tomar, no solo uno o dos elementos que nos parezcan mejores, debemos tomarla completa. La armadura de Dios está conformada según Efesios 6:14-18 por los siguientes elementos, que a su vez están íntimamente ligados con una característica de cada uno de los días creativos de Dios.

 

  1. Día 1 = Luz= Cinto de la verdad
  2. Día 2 = Orden = Coraza de justicia
  3. Día 3 = Fruto = Calzado de evangelio
  4. Día 4 = Dones = Escudo de la fe
  5. Día 5 = Expansión = Yelmo de la salvación
  6. Día 6 = Sujeción = Espada del Espíritu

 

 

 

 

Empezaremos con:

 

EL PILAR DE LA SUJECIÓN O LA ESPADA DEL ESPÍRITU

 

Debemos comprender que es Dios el que pone y quita reyes, por lo que debemos buscar ser siervos íntegros y no olvidar que todo lo que tenemos aún los privilegios los hemos recibido porque Dios nos lo ha concedido, tal como le concedió un hijo a Abraham y si es necesario nos lo pedirá para que no olvidemos quién nos lo dio.

 

EL PILAR DE LA LUZ O LA VERDAD

 

(Génesis 1:3-4) La luz del principio no fue una luz solar, pues el sol fue creado en Génesis 1:16 lo que nos muestra que la verdad que evidencia que Dios está en control esto a su vez produce gozo y reposo.

 

Isaías 9:2 (RV60) El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

 

Este pilar nos asegura que somos salvos pues tenemos a Cristo que es la luz (Juan 8:12)

 

Juan 18:37 (RV60) Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.

 

Todo el que restaura el pilar de la luz o de la verdad es porque ha oído a Cristo y debemos saber que una de las armas que el enemigo puede utilizar en nuestra contra es la mentira, entonces cuando somos falsos él cobra ventaja y aún si obtenemos un beneficio por mentir, este no puede traer felicidad ni ninguna clase de reposo, pues es fruto de ganancias deshonestas, de tal manera que si un hermano consiguió un privilegio hablando mal de otros, su pilar de la verdad no está fortalecido ni restaurado y aunque que tenga el privilegio no puede ser feliz.

 

Salmos 51:6 (LBLA) He aquí, tú deseas la verdad en lo más íntimo, y en lo secreto me harás conocer sabiduría.

 

Proverbios 20:6 (RV60) Muchos hombres proclaman cada uno su propia bondad, Pero hombre de verdad, ¿quién lo hallará?

 

Ambos versículos nos enseñan que no es necesario dar alardes de santidad, esta debe ser una condición interna, en donde no haya pecado oculto que haga envejecer nuestros huesos.

 

En Isaías 59:12-15 encontramos una lista de los pecados que se cometían dentro del pueblo de Israel y dentro de ellos asevera que falta la verdad. Por otra parte encontramos a Jeremías diciendo que debían de guardarse de su prójimo porque todo hermano obraba con engaño, lo que nos muestra la desconfianza dentro del pueblo a causa del pecado oculto (Jeremías 9:3-6).

 

Juan 3:19-21 (RV60) Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

 

Cuando practicamos la verdad podemos reconocer cuando fallamos e ir delante del Señor y pedir perdón sabiendo que abogado tenemos para con el Padre y que El será fiel en perdonarnos.

 

Mateo 22:16 (RV60) Y le enviaron los discípulos de ellos con los herodianos, diciendo: Maestro, sabemos que eres amante de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios, y que no te cuidas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres.

 

¿Nos considerarnos amantes de la verdad o de la mentira? Si somos amantes de la verdad tendremos deleite al tener comunión con hermanos que también amen la verdad, si amamos la verdad vamos camino al cielo, de ahí la importancia que este pilar sea restaurado para poder ascender.

 

Juan 1:17, 8:32, 14:6, 16:13 y 17:17 son un claro ejemplo de la esencia de Jesús como la verdad.

 

Efesios 4:22-25 (RV60) En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

 

Debemos ser firmes y verdaderos aún en nuestro hablar, para que nuestro sí sea sí y nuestro no, no, para que sea la verdad quien nos santifique.

 

El ser veraces trae consigo muchas bendiciones (Proverbios 28:20) uno de ellas es complacer al Padre y aun a nuestras autoridades pueden estar confiadas sabiendo que andamos en la verdad (3 Juan 1:2-3)

 

PILAR DEL ORDEN O CORAZA DE JUSTICIA

 

Notemos que en Génesis 1:6-7 Dios separa u ordena las aguas, si lo relacionamos con 2 Reyes 20:1 vemos que le pide al rey Ezequías que ponga en orden su casa, lo que nos enseña que, puede que no seamos personas mentirosas pero si desordenadas, y debemos corregirlo con la ayuda del Espíritu Santo.

 

2 Tesalonicenses 3:11 (LBLA) Porque oímos que algunos entre vosotros andan desordenadamente, sin trabajar, pero andan metiéndose en todo.

 

Dentro de los desórdenes podemos mencionar: desorden moral, financiero, teológico, de identidad, por lo que debemos ordenar nuestras prioridades poniendo en primer lugar a Dios en todo, para terminar así nuestra carrera con gozo tal como lo hizo el apóstol Pablo quien supo administrar sus días.

 

Colosenses 2:5 (BLS) Porque aunque no estoy con ustedes, siempre los recuerdo y me alegro de saber que son ordenados y siguen confiando plenamente en Jesucristo.

 

Anhelemos alcanzar un orden divino en el que éste sea parte de nuestro carácter y no necesitemos de supervisión para caminar ordenadamente causando así gozo aún en nuestras autoridades.

 

EL PILAR DEL FRUTO O EL CALZADO

 

Génesis 1:11 (LBLA) Y dijo Dios: Produzca la tierra vegetación: hierbas que den semilla, y árboles frutales que den fruto sobre la tierra según su género, con su semilla en él. Y fue así.

 

Hechos 6:3 (LBLA) Por tanto, hermanos, escoged de entre vosotros siete hombres de buena reputación, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes podamos encargar esta tarea.

 

Debemos dar testimonio de la obra de Dios en nuestra vida, esto es por medio de nuestros frutos, revisemos cómo estamos en amor, paz, fe, benignidad, etc. Pues no podemos ser los mismos de antes, nuestra reputación debe de cambiar para que nadie pueda hablar mal de nosotros.

 

PILAR DE DONES O ESCUDO DE LA FE

 

Génesis 1:14-15 (LBLA) Entonces dijo Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche, y sean para señales y para estaciones y para días y para años; y sean por luminarias en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así.

 

1 Corintios 14:12 (LBLA) Así también vosotros, puesto que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para la edificación de la iglesia.

 

Puede ser que pensemos que en cuanto a los dones estamos bien y que abundamos en ellos, sin embargo sino estamos bien el los pilares anteriores difícilmente estemos bien en este último, pues los primero pilares que abordamos se centraban en nuestra edificación, pero los dones son para la edificación de la iglesia, por lo que no podemos edificar correctamente a la iglesia si primeramente no estamos edificados bien nosotros, de lo contrario corremos el riesgo de ufanarnos de los dones que por misericordia nos han sido entregados.

 

Pidámosle revelación al Padre para que nos muestre y nos de humildad para reconocer y pedir ayuda en los pilares que debemos ser restaurados, y de esta forma ser buenos receptores del reposo que Dios está derramando sobre Su iglesia.

Publicado en Pastor Angel Morfin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *