Ánimo

Rolando Pineda.

Deuteronomio 31:6 (RV1960) Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.

La palabra ánimo en hebreo que aparece en este versículo, es amats que significa alentar, afirmar, animar, ayudar, confirmar, esforzar, prevalecer, resolver y valiente. Este versículo nos dice que Él quiere ayudarnos, porque Él quiere que tengamos un buen futuro. La palabra ánimo viene del latínánimus que se deriva de un vocablo griego que se traduce como soplo, que también puede ser sinónimo de energía, esfuerzo, voluntad y valor. De parte de Dios hay esperanza, porque a pesar de la circunstancia difíciles que podamos estar pasando, Él nos anima para que venzamos.

Jueces 18:25 (RV1960) Y los hijos de Dan le dijeron: No des voces tras nosotros, no sea que los de ánimo colérico os acometan, y pierdas también tu vida y la vida de los tuyos.

Este es un tipo de ánimo que no viene de Dios, la palabra colérico aparece en el diccionario Strong como mar, H4751, que quiere decir amargura; muchas veces las angustias que vivimos nos llevan a amargarnos. Pero, Dios quiere liberar nuestras almas de la amargura y una forma es perdonar a los que nos hicieron daño.

1 Reyes 19:4 (RV1960) Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.

Una persona que cayó en amargura fue Elías; puede ser que como le sucedió a él, hayamos tenido victorias en nuestras vidas pero después pueden venir angustias, lo que nos puede llevar a la amargura; sin embargo, la amargura le abre puertas a pensamientos de muerte, tal como le pasó a Elías. Hay gente que ha querido desaparecer frente a las circunstancias que le rodean, pero Dios tiene a sus hijos en la palma de su mano y nada les pasará.

Proverbios 18:14 (RV1960) El ánimo del hombre soportará su enfermedad; Mas ¿quién soportará al ánimo angustiado?

La angustia es un estado de intranquilidad o inquietud fuerte por alguna circunstancia desagradable o alguna amenaza de peligro. Todos hemos pasado por circunstancias difíciles, pero al levantar nuestras manos y pedir ayuda, Dios nos escucha y nos alienta y nos ayuda. La palabra angustia viene del hebreo, naké, H5218 en el Diccionarios Strong que quiere decir afligido, abatido, quebrantar y golpeado.page1image22744

Isaías 61:1 (RV1960)

El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel.

Dios quiere libertarnos del pecado en que podamos estar atados, porque Él es nuestro buen abogado, por lo que el Diablo no tiene por qué acusarnos. Muchas veces el pecado nos angustia por las acusaciones que sentimos pero la Biblia dice en Colosenses que Dios exhibió públicamente a las potestades y huestes de maldad.

page2image3168

Santiago 1:8 (RV1960) El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. No podemos quedarnos en el doble ánimo, esto es inconstancia.

No pueden haber dos pensamientos en nuestros corazones, el único camino es Cristo y aunque puede ser difícil, en Él todo lo podemos. No podemos tener un pie en la iglesia y otro en el mundo. Dios quiere que nos afirmemos en Él, que regresemos como el Hijo Pródigo lo hizo y que permanezcamos en su casa.

page2image9048

Proverbios 28:26 (RV1960) El altivo de ánimo suscita contiendas; Mas el que confía en Jehová prosperará.

Una persona altiva es aquella que se siente superior a los demás por tener mejor estatus económico, social o por alguna cualidad en que se puede distinguir de los demás y tienen actitudes distantes hacia los demás. En la iglesia nadie es mejor que nadie porque todos fuimos comprados por la Sangre de Cristo y no importa la educación que tengamos, Dios no tiene preferencia con nadie.

page2image15312

Colosenses 1:21 (RV1960) Y aunque vosotros antes estabais alejados y erais de ánimo hostil, ocupados en malas obras, Un ánimo hostil se presenta con una actitud que demuestra estar propenso a irritarse o a tener comportamientos agresivos. La palabra hostil, en griego es ponerós, G4190 en el Diccionario Strong, que quiere decir culpa, envidia, mal, maldad, malas cosas y perversidad. Nosotros no debemos tener hostilidad en nuestros corazones y debemos alentar a las personas que nos rodean sean hermanos en Cristo o no, porque somos la Iglesia de Cristo y dentro de nosotros no debe de haber hostilidad.

Es probable que José cuando estaba encarcelado le pedía a Dios salir de aquel lugar, pero Dios tenía un plan mejor, de tal forma que llegó a ser el segundo del faraón; muchas veces pedimos y lo hacemos mal, ya que lo que Dios tiene para nosotros es superior.

Hechos 27:19-24 (RV1960) y al tercer día con nuestras propias manos arrojamos los aparejos de la nave. Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos días, y acosados por una tempestad no pequeña, ya habíamos perdido toda esperanza de salvarnos. Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida. Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.

Dios envía a sus ángeles ministradores para darnos ánimo, muchas veces nos encontramos en situaciones en la que no nos tuvimos que haber metido e incluso lo hacemos a pesar de ser 

advertidos por Dios, pero, así como la situación en que se encontraba Pablo, Dios le mandó palabras de ánimo justo en el momento que él lo necesitaba. Debemos de confiar en que la situación difícil que podamos estar pasando no es para muerte.

page3image5344

Daniel 10:9 (NTV) No tengas miedo —dijo—, porque eres muy precioso para Dios. ¡Que tengas paz, ánimo y fuerza! Mientras me decía estas palabras, de pronto me sentí más fuerte y le dije: —Por favor, háblame, señor mío, porqué me has fortalecido.

Dios envía a sus ángeles para consolarnos y ministrarnos porque Él es bueno. Él nos quiere hacer libres de todo fracaso, tanto secular como en nuestra familia, ¿cómo? Recobrando nuestro ánimo en Él. Recordemos que la fe es la certeza de lo que no se ve, por lo tanto, debemos de despojarnos de todo ánimo que no viene de Dios.

Mateo 14:27 (NTV) No tengan miedo —dijo—. ¡Tengan ánimo! ¡Yo estoy aquí!

Nosotros tenemos oposición de parte del mundo espiritual, y si estamos pasando por algún temor en cualquier ámbito de nuestras vidas, no debemos tener miedo porque Él ya venció y de Él viene en nuestra ayuda.

Marcos 6:50 (NTV) Todos quedaron aterrados al verlo. Pero Jesús les habló de inmediato: No tengan miedo —dijo—. ¡Tengan ánimo! ¡Yo estoy aquí!.

Juan 16:33 (CST) Yo os he dicho estas cosas para que en mí tengáis paz. En este mundo tendréis aflicciones, pero ¡tened ánimo! Yo he vencido al mundo.

Muchas veces podemos estar aterrados por lo que nos está aconteciendo, pero Jesús prometió estar con nosotros todos los días de nuestra vida. Él ha vencido al mundo por lo que cualquier

page3image22040

 

Publicado en Predicas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *