El rey de Asiria – Esar Hadón

Pastor marco Vinicio Castillo

Debemos recordar que la Biblia deja ver que el enemigo anda como león rugiente, viendo a quién devorar; principalmente con el engaño de este tiempo y en medio de fiestas paganas.

Miqueas 5:1-2 (LBA) Agrúpate ahora en tropas, hija de guerreros; han puesto sitio contra nosotros. Con una vara herirán en la mejilla al juez de Israel. 2 Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser gobernante en Israel. Y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días de la eternidad.

El primer versículo dice que debemos agruparnos, pero es en forma imperativa por el tiempo que estamos viviendo, no solamente por las fiestas del mundo, sino por el tiempo escatológico que vemos, sabiendo que el enemigo se ha levantado para destruirnos, lo que Dios desea es que estemos claros en quiénes somos, porque si Dios es varón de guerra; no debería sorprendernos el hecho que el enemigo está guerreando en contra nuestra porque siendo hijos de Dios, también somos llamados a la guerra espiritual que constantemente se libra en los ambientes.

Miqueas 5:3-4 (LBA) Por tanto, Él los abandonará hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces el resto de sus hermanos volverá a los hijos de Israel. 4 Y Él se afirmará y pastoreará su rebaño con el poder del SEÑOR, con la majestad del nombre del SEÑOR su Dios. Y permanecerán, porque en aquel tiempo Él será engrandecido hasta los confines de la tierra.

Recordemos que estos versículos son mesiánicos por cuanto hablan de Jesús; pero también está diciendo que los habrá abandonado hasta el tiempo del arrebatamiento; ahí será cuando el Señor Jesucristo reiniciará Su trato con Israel y después de la tribulación, habrá paz, o sea, será el milenio.

Miqueas 5:5-6 (LBA) Y Él será nuestra paz. Cuando el asirio invada nuestra tierra, y cuando huelle nuestros palacios, levantaremos contra él siete pastores y ocho príncipes del pueblo. 6 Y ellos pastorearán la tierra de Asiria con espada, la tierra de Nimrod en sus puertas; Él nos librará del asirio cuando invada nuestra tierra y huelle nuestro territorio.

El asirio al que se refiere el versículo 5, es el anticristo, quien invadirá la Tierra; pero el Señor lo librará del anticristo. Ahora veamos cómo se refiere el Apóstol Juan a ese mismo personaje:

Apocalipsis 13:1-2 (LBA) El dragón se paró sobre la arena del mar. Y vi que subía del mar una bestia que tenía diez cuernos y siete cabezas; en sus cuernos había diez diademas, y en sus cabezas había nombres blasfemos. 2 La bestia que vi era semejante a un leopardo, sus pies eran como los de un oso y su boca como la boca de un león. Y el dragón le dio su poder, su trono y gran autoridad.

Aquí el anticristo es visto como una bestia de diez cuernos y siete cabezas.

Apocalipsis 17:9-10 (LBA) Aquí está la mente que tiene sabiduría. Las siete cabezas son siete montes sobre los que se sienta la mujer; 10 y son siete reyes; cinco han caído, uno es y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que permanezca un poco de tiempo.

Aquí encontramos otra forma en que la Biblia señala al mismo personaje. Adicionalmente podemos ver que existen 7 reyes de Asiria:

1.- Pul (2 Reyes 15:19)
2.- Tiglat-Pileser (2 Reyes 15:29) 3.- Salmanasar (2 Reyes 17:3) 4.- Senaquerib (2 Reyes 18:13) 5.- Esar-Hadón (Esdras 4:2)
6.- Sargón (Isaías 20:1)
7.- Jared (Oseas 10:6)

El punto en todo esto es que podamos comprender que debemos estar agrupados en tropas para enfrentar al asirio, no debemos darle espacio a la división porque eso es lo que él desea con el propósito que seamos presa fácil para devorarnos; también debemos estar conscientes que el asirio no es que vaya a venir; ya debe estar trabajando en la obscuridad planificando todo lo que pueda destruir al pueblo de Dios. Es por eso que el Señor está permitiendo que Su revelación nos muestra la forma en que él trabaja para reconocer el carácter de la bestia, para lo cual debemos estudiar cada uno de los 7 reyes de Asiria; hoy veremos el 5o. de estos 7.

2 Reyes 19:31-36 (LBA) “Porque de Jerusalén saldrá un remanente, y del monte Sion sobrevivientes. El celo del SEÑOR de los ejércitos hará esto. 32 “Por tanto, así dice el SEÑOR acerca del rey de Asiria: ‘Él no entrará en esta ciudad, ni lanzará allí flecha alguna; tampoco vendrá delante de ella con escudo, ni levantará terraplén contra ella. 33 ‘Por el camino que vino, por él se volverá, y no entrará en esta ciudad’ — declara el SEÑOR. 34 “Porque defenderé esta ciudad para salvarla por amor a mí mismo y por amor a mi siervo David.” 35 Y aconteció que aquella misma noche salió el ángel del SEÑOR e hirió a ciento ochenta y cinco mil en el campamento de los asirios; cuando los demás se levantaron por la mañana, he aquí, todos eran cadáveres. 36 Senaquerib, rey de Asiria, partió y regresó a su tierra, y habitó en Nínive.

Senaqrerib había subido para tomar el control de Jerusalén; la sitió y habló blasfemias en contra de Jehová Dios de los ejércitos; claro que el rey de Jerusalén de aquel entonces, se atemorizó, pero llegó el Profeta Isaías para decirle que no estaba solo y el Señor cumplió Su palabra porque defendió a Su pueblo.

2 Reyes 19:37 (LBA) Y sucedió que mientras él adoraba en la casa de su dios Nisroc, Adramelec y Sarezer lo mataron a espada y huyeron a la tierra de Ararat. Y su hijo Esar-hadón reinó en su lugar.

El contexto en el libro de Isaías, deja ver que los hijos de Senaquerib fueron lo que lo mataron. Esar-halón tiene varios significados:

Jones: Regalo de fuego.
BDB Definitions: Asur ha dado un hermano.
ISBE: Esar-hadón, habiendo sido impactado con la antigua cultura de Babilonia, adopto una actitud conciliatoria hacia el pueblo.

Cuando investigamos qué fue lo que hizo este rey, encontramos que había sido impactado con la cultura babilónica, entró en un sincretismo extremo que incluso, no adoptó la idea de su padre, sino que fue el que preparó los ambientes para lo que habría de hacer. Pero entonces si este personaje forma parte del carácter del anticristo; debemos saber cómo es que hay gente que esté siendo engañada; peor aun, cristianos que están siendo atraídos al sincretismo para ser encaminados al ecumenismo y que terminen en una apostasía total.

Esdras 4:1-2 (LBA) Cuando se enteraron los enemigos de Judá y de Benjamín de que el pueblo del destierro estaba edificando un templo al SEÑOR, Dios de Israel, 2 se llegaron a Zorobabel y a los jefes de casas paternas, y les dijeron: Vamos a edificar con vosotros, porque, como vosotros, buscamos a vuestro Dios, y le hemos estado ofreciendo sacrificios desde los días de Esar-hadón, rey de Asiria, que nos trajo aquí.

Espiritualmente la Iglesia de Cristo es Judá de acuerdo a los que hemos estudiando recientemente; pero notemos cómo es que el enemigo quiere atraer a los cristianos bajo un falso manto de unidad y haciendo creer que tienen al mismo Dios, cuando todo eso es parte del engaño de las tinieblas. Por eso es que Dios ha estado mostrando de una forma revelada a Su Iglesia para que no seamos parte de la presa del león que anda como león rugiente viendo a quién devorar. Somos hijos de Dios y debemos batallar para mantenernos firmes en Su palabra.

 
 

La ciudad del gran rey

Pastor Marco Vinicio Castillo

Para nadie debería ser de nuevo saber que los escenarios escatológicos siguen avanzando y cada vez más fuertemente, lo que nos anuncia entonces la venida del Señor Jesucristo; de tal manera que nosotros, siendo parte de los hijos de la tribu de Isacar espiritual, necesitamos discernir el tiempo que vivimos y saber qué debemos hacer ante lo que hoy vivimos espiritualmente.

Zacarías 12:1-2 (LBA) Profecía, palabra del SEÑOR acerca de Israel. El SEÑOR que extiende los cielos, pone los cimientos de la tierra y forma el espíritu del hombre dentro de él, declara: 2 He aquí, yo haré de Jerusalén una copa de vértigo para todos los pueblos de alrededor, y cuando haya asedio contra Jerusalén, también lo habrá contra Judá.

Refiriéndonos a lo que es el vértigo, ¿qué podrán estar sintiendo las naciones alrededor de Jerusalén en la actualidad? Porque con la noticia respecto a que algunas naciones están reconociendo a Jerusalén como la capital de Israel, los países a su alrededor están molestos por tal situación, al punto que algunas embajadas en aquella área del mundo, están en riego de ser atacadas.

Por otro lado, también vemos que así como hay asedio contra Jerusalén, lo habrá contra Judá.

Zacarías 12:3-4 (LBA) Y sucederá aquel día que haré de Jerusalén una piedra pesada para todos los pueblos; todos los que la levanten serán severamente desgarrados. Y contra ella se congregarán todas las naciones de la tierra. 4 Aquel día — declara el SEÑOR — heriré a todo caballo de espanto, y a su jinete, de locura. Pero sobre la casa de Judá abriré mis ojos, mientras hiero de ceguera a todo caballo de los pueblos.

Lo que da a entender esta cita es que si alguien intenta mover a Jerusalén de donde Dios la puso, serán severamente desgarrados; pero consideremos entonces que cuando el Señor habla acerca de lo que hará y cómo lo hará; es porque lo cumplirá y de la forma como dijo que lo iba a hacer. Ahora bien, nosotros como Iglesia debemos actuar a la manera de Abigail (1 Samuel 25); hacer una función de intercesores delante de Dios por las malas decisiones que toman las autoridades que nos representan ante el mundo; de tal manera que si aquella historia es una sombra a nuestra vida, también debemos recordar cuál fue el final de Abigail; se casó con David, eso es sombra de la Iglesia casándose con el Señor Jesucristo, una situación que no es lejana, realmente estamos a las puertas de las bodas del Cordero donde estamos siendo preparados para ser protagonistas de esas bodas, no invitados.

Cuando Dios trajo el diluvio sobre la Tierra, solamente se salvó Noé, su esposa, sus 3 hijos y sus 3 nueras; 8 personas en total y al final del diluvio, el arca quedó en el monte Ararat, lugar de donde empezó a ser repoblada la Tierra. Ellos empezaron a caminar hacia el oriente hasta llegar a la tierra de Sinar y se establecieron allí. Pasó el tiempo y llegó el momento en que la gente hizo la torre de Babel, pero no lograron su propósito. Después de todo aquello, surge Abram de una tierra llamada Hur; él escucha la voz de Dios y empieza a caminar en obediencia rumbo a la tierra de Canaán. Ahora veamos este versículo:

Génesis 15:18 (LBA) En aquel día el SEÑOR hizo un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia he dado esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates:…

Leamos este otro versículo que nos complementa una situación:

Deuteronomio 11:24 (LBA) Todo lugar donde pise la planta de vuestro pie será vuestro; vuestras fronteras serán desde el desierto hasta el Líbano, y desde el río, el río Éufrates, hasta el mar occidental.

Cuando vemos en un mapa lo que le corresponde a Israel como le herencia de Dios; podemos ver también que ellos nunca han ocupado toda esa región que describen los versículos anteriores. Pero el punto es que si aquellas naciones de oriente están haciendo sonar tambores de guerra porque hay naciones que están reconociendo a Jerusalén como propiedad de Israel; pensemos qué podría suceder si reclaman toda la tierra que por herencia de Dios les corresponde.

1 Reyes 11:35-36 (LBA) …pero quitaré el reino de mano de su hijo y te lo daré a ti, es decir, las diez tribus. 36 “Y a su hijo daré una tribu, para que mi siervo David tenga siempre una lámpara delante de mí en Jerusalén, la ciudad que yo he escogido para poner allí mi nombre.

Es interesante que el mandatario de la primera potencia del mundo (USA), está reconociendo políticamente a Jerusalén como la capital de Israel; una situación que históricamente han reconocido de esa forma, pero los antecesores del actual mandatario no lo habían hecho, él lo está haciendo y ha encontrado eco en algunos países.

Mateo 5:34-35 (LBA) Pero yo os digo: no juréis de ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es LA CIUDAD DEL GRAN REY.

Partiendo de este versículo podemos comprender el por qué de tanto problema por la ciudad de Jerusalén. El mundo árabe ha estado detrás del control absoluto de Jerusalén; sin embargo es un lugar que Dios ha tomado para sí; no obstante, lo que se ha dicho en el mundo es que el que gobierne Jerusalén, gobernará el mundo, pero entonces lo que podemos ver es que desde aquel lugar, si alguien contrario a Dios toma el control de Jerusalén, pretenderá conquistar el mundo por medio de la religión, razón por la cual, también el líder de la mayor religión del mundo tiene vínculos con los líderes del mundo árabe, porque de hacer alianza con ellos, tienen una extensión de poder en aquella región en cualquier momento.

Jeremías 3:17-18 (LBA) En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: “Trono del SEÑOR”; y todas las naciones acudirán a ella, a Jerusalén, a causa del nombre del SEÑOR; y no andarán más tras la terquedad de su malvado corazón. 18 En aquellos días andará la casa de Judá con la casa de Israel, y vendrán juntas de la tierra del norte a la tierra que di en heredad a vuestros padres.

El cumplimiento pleno de esta profecía será en el milenio, sin embargo el anticristo lo que hará es presentarse como el gran rey para que todas las naciones del mundo le entreguen su autoridad; por eso, no podemos pensar en menos que el hecho que separaran a los judíos de la explanada del templo hace algun tiempo, y hoy lo quieren hacer de Jerusalén, es parte de la operación diabólica del anticristo.

Miqueas 4:1-2 (BDN) Sucederá en los últimos días que el monte del Templo del Señor se afirmará en la cumbre de los montes, se alzará sobre los collados, y afluirán a él todas los pueblos. 2 Irán muchas naciones y dirán. “Venid, subamos al monte del Señor, al Templo del Dios de Jacob. Nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus senderos, porque de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra del Señor”.

Insistimos, el cumplimiento de todo esto será en el milenio, por eso el anticristo tiene mucho interés en el poder de Jerusalén hoy, porque al tener el poder de aquel lugar, incidirá en todo el mundo.

Salmos 122:6-9 (LBA) Orad por la paz de Jerusalén: Sean prosperados los que te aman. 7 Haya paz dentro de tus muros, y prosperidad en tus palacios. 8 Por amor de mis hermanos y de mis amigos diré ahora: Sea la paz en ti. 9 Por amor de la casa del SEÑOR nuestro Dios procuraré tu bien.

Hemos comprendido que si oramos por la paz de Jerusalén, no estamos refiriéndonos solamente a la física, sino también a la espiritual, considerando que también existe Jerusalén la celestial; pero entonces, si oramos por Jerusalén terrenal, de alguna forma estamos abarcando a la espiritual, porque si hay asedio contra Jerusalén, también lo hay contra Judá, o sea nosotros, la Iglesia del Señor Jesucristo. Otro asunto que necesitamos tener presente es que en el reloj de Dios, Israel marca las horas, Jerusalén marca los minutos y el templo marca los segundos; por eso debemos orar por la paz de Jerusalén y enfocarnos en buscar el rostro de Dios en todo momento sin distraernos con las fantasías que el mundo presenta cada vez de una forma más sutil, para que entonces no seamos engañados sino que estemos atentos a escuchar el shofar del Señor Jesucristo.