La prudencia de David

Pastor Elmer López

Todo hombre que se dedica a realizar un oficio tiene la habilidad y destreza para hacerlo, por lo que debemos preguntarnos, ¿cómo somos desempeñando nuestro oficio pastoral?

Salmos 78:70 (RV 1909) Y eligió á David su siervo, Y tomólo de las majadas de las ovejas:

El Señor toma a sus siervos de entre el rebaño; la palabra tomar se traduce del H3947 lacakj que significa tomar o casar (tomar para matrimonio) por lo tanto podemos afirmar que los siervos hemos sido desposados para ejercer este oficio. El Señor tomó a David de entre la majada, palabra que se traduce del H4356 miklaa que significa aprisco, cuya raíz significa contener, detener, encerrar; esto significa que el Señor nos llamó para estar junto con las ovejas, y que la congregación sea un lugar de refugio tanto para el pueblo como para el pastor. Regularmente el aprisco estaba hecho de piedras, pues es una especie de cerco donde eran guardadas las ovejas.

Salmos 78:70 (TLA) 70-71 Dios prefirió a David, que era su hombre de confianza, y lo quitó de cuidar ovejas para que cuidara a Israel, que es el pueblo de Dios.

Uno de los significados de Israel es prevalecer, esto significa que Dios nos llamó para que el pueblo que vamos a cuidar prevalezca ante las adversidades. Este Salmo fue escrito por Asaf, quien hace un recuento de la historia de Israel desde el tiempo de los patriarcas, luego en el verso 72 habla de cómo fueron pastoreados por el desierto.

Salmos 78:72 (BTA 2003) …y los apacentó con la inocencia de su corazón, y los gobernó con la sabiduría o prudencia de sus acciones.

Para pastorear necesitamos inocencia, por lo tanto nuestro corazón debe ser limpio de toda malicia, para que podamos ver a las ovejas, no como un número, sino como almas que necesitan ayuda.

1 Samuel 16:18 (LBLA) Y respondió uno de los mancebos y dijo: He aquí, he visto a un hijo de Isaí, el de Belén, que sabe tocar, es poderoso y valiente, un hombre de guerra, prudente en su hablar, hombre bien parecido y el SEÑOR está con él.

En este verso vemos que a David lo describen con ocho características, de las cuales nos enfocaremos en que era prudente en su hablar; la palabra prudente se traduce del H995 bin que también significa separar mentalmente, entender, apto, atento comprender, conocimiento, considerar, darse cuenta, descernimiento, inteligencia, observa, respetar. Esta es una de las características que se forman en la majada. La palabra hablar se traduce del H1697 dabar que procede de la raíz H1696 que también significa contestar, responder, publicar. Debemos ser prudentes en lo que hablamos, en lo que respondemos, y también en lo que publicamos.

Cuando Samuel ungió a David como rey para ser el sucesor de Saúl, las primeras veces se equivocó pues se fijó en la apariencia de los hermanos de David, pensando que ellos serían los elegidos, sin embargo Dios lo corrige y le explica que Él no ve lo externo sino lo interno del corazón. David era prudente en su hablar y en su actuar, dado que después de ser ungido regresó a pastorear a seguir siendo preparado. Luego fue llamado a la casa del rey para ministrar a Saúl con música; tiempo después David fue enviado a sus hermanos a llevarles comida en el campo de batalla, cuando Goliat desafiaba a los ejércitos de Israel y es hasta allí que vemos las primeras palabras de David descritas en la Biblia:

1 Samuel 17:26 (LBLA) Entonces David habló a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán por el hombre que mate a este filisteo y quite el oprobio de Israel? ¿Quién es este filisteo incircunciso para desafiar a los escuadrones del Dios viviente?

Esta es la primera vez que se registran las palabras de David en las Escrituras, y lo que hizo fue preguntar ¿qué harán? Cuando vemos el original hebreo notamos que esta expresión se podría traducir como ¿qué le edificarán? Pues él estaba interesado en su edificación.

1 Samuel 17:32 (LBLA) Y dijo David a Saúl: No se desaliente el corazón de nadie a causa de él; tu siervo irá y peleará con este filisteo.

En esta ocasión David habló para alentar a Saúl, sin embargo al seguir leyendo vemos que este lo menospreció pues le hizo ver que no sabía pelear; de la misma forma también fue menospreciado por Goliat. David no se quedó callado, pues ser prudentes al hablar no significa quedarnos callados siempre, sino solamente cuando debemos. David dio testimonio de lo que Dios hacía por medio de él, reconociendo que no era por sus fuerzas, sino porque el Señor lo libraba de sus enemigos.

1 Samuel 18:30 (STN) Y salían los príncipes de los filisteos; y cuando ellos salían, se portaba David más prudentemente que todos los siervos de Saúl; y era su nombre muy ilustre.

Esta característica solo se forma en medio del rebaño, y si hemos sido constituidos como pastores debemos ser conforme al corazón de Dios, para apacentar el rebaño con prudencia. Pidamos al Señor que nos ayude a ser prudentes en nuestro hablar y actuar.