Gobernando la Iglesia

Pastor Efraín Estévez

Como ministros, tenemos la bendición de cumplir algunas funciones para las cuales tal vez no estábamos preparados, por ejemplo, debemos hacer función de jueces, administradores, etc., y debemos ir creciendo junto con las ovejas. Una de esas funciones es el gobernar.

Job 34:17 (LBLA) ¿Gobernará el que aborrece la justicia? ¿Y condenarás al Justo poderoso,

Dios nos ha dado la facultad de gobernar, y este verso nos hace reflexionar, si podemos hacerlo correctamente o si aborrecemos la justicia. En ocasiones debemos dar consejos difíciles, en los que debemos pedir la dirección del Señor para no hablar de nuestros pensamientos, sino de parte de Él. El problema en esto es que podemos estar insolventes para resolver un caso, por ejemplo David emitió un juicio y no sabía que se estaba juzgando así mismo, por lo tanto estamos en una posición delicada pues las ovejas no son nuestras ya que Cristo fue el que pagó con Su sangre por ellas.

En el nuevo testamento, gobernar se puede traducir en 6 palabra griegas:

  1. Proistemi significa regir, mantener, estar sobre, ser protectores o guardias, dar ayuda.
  2. Árjo significa ser jefe, ser líder, mandar, ser el o ir de primero, empezar.
  3. Oikodespoteo significa guiar la casa, cuidar la casa.
  4. Hegeomai significa gobernar sirviendo, gobernar hablando, estimar, considerar, creer dirigir.
  5. Pomaino significa apacentar como pastor, regir, pastorear, guardar, guiar, ayudar.
  6. Brabeuo significa actuar como árbitro o juez, controlar, decidir, dirigir, representar la paz.

Todos estos significados los debemos aplicar en nuestro gobierno en la iglesia. En la escritura

podemos ver el ejemplo de Salomón, que gobernó bajo la instrucción de Dios.

1 Reyes 3:9 (DHH 2002) Dame, pues, un corazón atento para gobernar a tu pueblo y para distinguir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién hay capaz de gobernar a este pueblo tuyo tan numeroso?”

Lo primero que podemos observar es que Salomón reconoció que el pueblo era de Dios y no de él; necesitamos gobernar con esta actitud pues eso nos hará preguntarle al Señor qué es lo que quiere para Su pueblo, por lo que necesitamos discernimiento para saber lo que está bien y está mal. En este verso gobernar se traduce del H8199 Shafat que significa también pronunciar sentencia; esto no podemos hacerlo sin el discernimiento para no equivocarnos en nuestras sentencias; otro de sus significados es castigar, pero también significa defender.

Malaquías 3:18 (LBLA) Entonces volveréis a distinguir entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

Tal vez tenemos gente que está sirviendo en la iglesia pero en su corazón no le sirve a Dios, por lo que necesitamos discernirlas, pues si no le sirven a Dios tampoco se sujetará a nosotros, sin embargo para esto necesitamos en primer lugar reconocer que le servimos a Dios y por eso nos sujetamos a nuestra cobertura.

www.ebenezer.org.gt

1

Gobernando la Iglesia

Pastor Efraín Estévez
Estudio para Pastores
Guatemala, 7de diciembre del Año De La Revelación

Al leer el verso de 1 Reyes en diferentes versiones, encontramos lo siguiente:

1 Reyes 3:9 (LBP) Concede, pues, a tu siervo un corazón prudente, para que sepa juzgar a tu pueblo y discernir entre lo bueno y lo malo. Porque ¿quién es capaz de juzgar a este pueblo tuyo tan considerable?

El pueblo de Dios debe ser considerado en su necesidad, pues se acerca con necesidad a buscarle.

1 Reyes 3:9 (VIN) Concédele, pues, a tu siervo una mente entendida para juzgar a tu pueblo, para discernir entre lo bueno y lo malo; porque, ¿quién podrá gobernar a este inmenso pueblo tuyo?”

En ocasiones nos cuesta entender a las ovejas, aunque debemos saber que entenderlas no significa estar de acuerdo con ellas.

1Reyes 3:9 (SEJ) Y darás a tu siervo corazón de escuchar y juzgar a tu pueblo en justicia y para entender entre lo bueno y lo malo; pues ¿quién podrá juzgar a tu pueblo, el pesado éste?»

Necesitamos escuchar al pueblo de Dios antes de tomar decisiones.

1 Crónicas 22:11 (LBLA) Ahora pues, hijo mío, el SEÑOR sea contigo para que prosperes y edifiques la casa del SEÑOR tu Dios tal como El ha hablado de ti.

Debemos edificar la casa conforme Dios ha hablado y no conforme creemos. Muchas veces no prosperamos porque dejamos de oír la voz de Dios.

1 Crónicas 22:12 (LBLA) Que el SEÑOR te dé prudencia y entendimiento, y te dé dominio sobre Israel, para que guardes la ley del SEÑOR tu Dios.

Necesitamos estas cualidades para guardar lo que Dios dice que debemos hacer.

1 Crónicas 22:9-10 (LBLA) “He aquí, te nacerá un hijo, que será hombre de paz; yo le daré paz de todos sus enemigos en derredor, pues Salomón será su nombre y en sus días daré paz y reposo a Israel. [10] “El edificará una casa a mi nombre, y él será mi hijo y yo seré su padre; y estableceré el trono de su reino sobre Israel para siempre.”

Dios pondrá paz con los que están alrededor nuestro, pero necesitamos tener identidad de hijos, reconocer a nuestro padre y sujetarnos a lo que él dice.

1 Crónicas 22:15 (LBLA) Además, contigo hay muchos obreros, canteros, albañiles, carpinteros y todo experto en toda clase de obra.

www.ebenezer.org.gt

2

Gobernando la Iglesia

Pastor Efraín Estévez
Estudio para Pastores
Guatemala, 7de diciembre del Año De La Revelación

En nuestras congregaciones hay gente vital que Dios nos ha enviado para ser nuestras ayudas, profesionales en lo que hacen, que servirán con todo su corazón al Señor poniendo sus conocimientos a Su servicio, por lo que debemos valorarlos y considerarlos.

1 Crónicas 22:19 (LBLA) Disponed ahora vuestro corazón y vuestra alma para buscar al SEÑOR vuestro Dios; levantaos, pues, y edificad el santuario del SEÑOR Dios, para que traigáis el arca del pacto del SEÑOR y los utensilios sagrados de Dios a la casa que se ha de edificar para el nombre del SEÑOR.

El propósito de edificar la casa es que seamos portadores de la presencia de Dios, de tal forma que otros lo noten en nosotros.

1 Reyes 4:29 (RV60) Y Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y anchura de corazón como la arena que está a la orilla del mar.

Lo primero que Dios le dio a Salomón fue sabiduría y prudencia. En ocasiones las decisiones que tomemos no les parecerán a algunos pero si sabemos que fueron guiadas por Dios debemos permanecer en ellas aunque no las expliquemos.

1 Reyes 5:6-7 (RV60) Manda, pues, ahora, que me corten cedros del Líbano; y mis siervos estarán con los tuyos, y yo te daré por tus siervos el salario que tú dijeres; porque tú sabes bien que ninguno hay entre nosotros que sepa labrar madera como los sidonios. [7] Cuando Hiram oyó las palabras de Salomón, se alegró en gran manera, y dijo: Bendito sea hoy Jehová, que dio hijo sabio a David sobre este pueblo tan grande.

Si gobernamos como Dios quiere, otros darán testimonio de la obra que hagamos. Salomón entendió que la mejor forma de gobernar es pidiendo dirección a Dios.

1 Pedro 2:5 (RV60) vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Tenemos ante nosotros piedras vivas, pues la iglesia no es el edificio, sino las ovejas que están allí, por lo que tenemos la responsabilidad de presentarlos un día aprobados delante del Señor, pues fueron aprobados en la prueba (tribulación) que es necesaria para que seamos promovidos al siguiente nivel. Dios nos puso para consolar al pueblo.

1 Reyes 6:12 (RV60) Con relación a esta casa que tú edificas, si anduvieres en mis estatutos e hicieres mis decretos, y guardares todos mis mandamientos andando en ellos, yo cumpliré contigo mi palabra que hablé a David tu padre;

Hemos recibido palabra de parte de nuestro padre espiritual y si caminamos en pos de ella recibiremos la bendición que nos ha sido prometida.

1 Reyes 6:13 (RV60) y habitaré en ella en medio de los hijos de Israel, y no dejaré a mi pueblo Israel.

www.ebenezer.org.gt

3

Gobernando la Iglesia

Pastor Efraín Estévez
Estudio para Pastores
Guatemala, 7de diciembre del Año De La Revelación

Si cumplimos con lo que Dios dice, no dejará abandonado a Su pueblo.

1 Reyes 8:1 (RV60) Entonces Salomón reunió ante sí en Jerusalén a los ancianos de Israel, a todos los jefes de las tribus, y a los principales de las familias de los hijos de Israel, para traer el arca del pacto de Jehová de la ciudad de David, la cual es Sion.

1 Reyes 8:5 (RV60) Y el rey Salomón, y toda la congregación de Israel que se había reunido con él, estaban con él delante del arca, sacrificando ovejas y bueyes, que por la multitud no se podían contar ni numerar.

Cuando presentamos nuestras ofrendas todos juntos al Señor, cosas poderosas suceden.

1 Reyes 8:10-11 (RV60) Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehová. [11] Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová.

La nube de gloria de Dios nos visitará cuando gobernemos como Dios nos enseña.

1 Reyes 8:14 (RV60) Y volviendo el rey su rostro, bendijo a toda la congregación de Israel; y toda la congregación de Israel estaba de pie.

El rostro del rey estaba viendo hacia Dios, esto quiere decir que nuestro rostro debe estar viendo a Dios y así las ovejas también entenderán que su mirada debe estar puesta en El y no en nosotros. Pidamos al Señor sabiduría para gobernar a Su pueblo pues nos debemos enfrentar constantemente a situaciones donde por nuestra propia fuerza no podremos salir.