El tiempo de permanecer

Pastor Alberto Mancilla

Hemos escuchado de muchos hermanos que han vivido momentos en los que su situación es muy difícil y les hemos ministrado que el camino del cristianismo es de valientes, pues si soportamos la prueba, seremos galardonados. Este caminar es de esperar, y sabemos que no quedaremos avergonzados por la decisión que hemos tomado de seguir al Señor.

Debemos permanecer en el lugar donde se cree que ha de venir alguien. Sabemos que el Señor viene pronto y que hemos de ver grandes cosas cumplirse en nuestras vidas.

Juan 11:40 KDSH Yahshúa le dijo: “¿No te dije que si permaneces confiando, verás la Gloria de YAHWEH?”

Juan 11:40 TLA Jesús le contestó: —¿No te dije que, si confías en mí, verás el poder de Dios?

Esperar es igual a permanecer, es esperar en el lugar donde sabemos que ha de llegar alguien.

Santiago 1:2-8 LBLA Tened por sumo gozo, hermanos míos, el que os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia, 4 y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que seáis perfectos y completos, sin que os falte nada. 5 Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. 6 Pero que pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. 7 No piense, pues, ese hombre, que recibirá cosa alguna del Señor, 8 siendo hombre de doble ánimo, inestable en todos sus caminos.

Cuando estamos en medio de la prueba, es cuando se ve de qué estamos hechos. Nos dan deseos de salir corriendo, pero no hay a donde ir, porque el que nos llamó es fiel para sostenernos y solo Él tiene palabras de vida eterna. Él dijo que vendría, vendrá, porque no miente.

Veamos el ejemplo de los amigos de Daniel: Ananías, Azarías y Misael, ellos no obedecieron la orden del rey para adorar a su estatua y por ello fueron echados al fuego del horno siete veces calentado, los hombres que los tiraron al horno murieron de lo caliente que estaba; pero aquellos varones hebreos fueron guardados por un cuarto varón. Nosotros también pasaremos por un horno, y tal vez diremos en nuestros corazón que ya no soportamos la prueba, pero debemos entender que pasar por la prueba es solo para que se suelten las amarras que hay en nuestras manos y que el cuarto varón siempre estará cuidándonos e impidiendo que seamos quemados.

Dios habla en cualquier momento que lo necesitemos, aún en medio de las pruebas. A veces podemos sentirnos tan afligidos que no podemos estar quietos, pero debemos saber que lo que estamos viviendo no es para muerte, sino para que Dios sea glorificado, al ser hijos de Dios, tenemos quién levante bandera por nosotros, sabiendo que con el testimonio que tengamos podremos después alentar a otros.

Salmos 37:7-8 DHH Guarda silencio ante el Señor; espera con paciencia a que él te ayude. No te irrites a causa del que triunfa en la vida, del que hace planes malvados. 8 Deja el enojo, abandona el furor; no te irrites, porque eso empeora las cosas.

Dios sabe de qué estamos hechos y sabe que si nos da las cosas fáciles, también fácilmente nos vamos al mundo. Si nos complaciera rápido, seguiríamos siendo los mismos, y si cambiamos a veces decimos que fuimos nosotros, pero es solo por la misericordia de Dios que podemos salir de las pruebas y por medio de ellas trabaja en nuestras vidas para que seamos mansos y humildes, y entonces Su nombre sea glorificado.

Hemos experimentado cosas hermosas en medio de las pruebas, Dios nos habla y podemos salir restaurados, si nos da las cosas buenas que tenemos en nuestra vida, es mejor que Él esté de nuestro lado.

Abraham pensó que Dios se había olvidado de él, pero no era así, aunque le prometió que sería padre de multitudes, y al no tener descendencia; Abraham le quiso ayudar a cumplir su promesa a Dios. Hay hogares en los que la mujer no puede tener hijos, el hombre decide irse por la palabra dicha por parte de los médicos en que no podrán tener familia, pero el varón no pregunta al Señor el por qué de esa situación, y solo podemos decir que mientras más difícil sea para los médicos, más de glorificará Dios porque para El no hay nada imposible.

Si estamos necesitados Dios nos habla, Él es el Dios Todopoderoso y prometió que nos mostraría cosas grandes que no entendemos. La Biblia es el libro que habla de maravillas que un día veremos en nuestra vida, si realmente le entregamos el corazón al Señor.

Dios nos esta hablando hoy para que, si estamos a punto de cometer un error en el matrimonio, nos detengamos; no podemos estar buscando a la mujer extraña porque la Biblia dice que como el buey al matadero es el hombre que va tras la mujer extraña. No podemos engañar al Señor; si permanecemos enamorados del Señor, siempre habrá amor para nuestro conyugue, pero si dejamos de amar a Jesús, entonces dejaremos de amar al que vive con nosotros.

Un día el Señor nos pedirá cuentas de la viña que nos dio a cuidar, pero si no cumplimos con nuestra parte de amar, no tendremos excusas en el momento de dar cuentas. Dios es bueno, y Él puede hacer caminos donde pensamos que no hay.

Salmos 27:3 NVI Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza.

No debemos movernos de nuestro lugar, el hogar donde el Señor nos puso tiene una bendición a nuestra vida, pero debemos permanecer.

Santiago 1:12 LBLA Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba, porque una vez que ha sido aprobado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que le aman.

Cuando amamos entonces permanecemos, cuando hemos entendido quién es nuestro Padre, podemos esperar y confiar en que el Señor hará lo prometido. Dios no nos da pruebas mayores a la que podemos soportar. Cuesta esperar y confiar cuando estamos enfermos, por ejemplo, pero lo hermoso es que Dios pesa los corazones y sabe lo que podemos soportar, pues la Palabra dice que no nos da mayor prueba a la que podamos soportar; pero nosotros debemos clamar, para que Dios nos muestre Su bondad y cosas grandes que jamás hemos oído.

Joel 2:23-26 LBLA Hijos de Sion, regocijaos y alegraos en el SEÑOR vuestro Dios; porque El os ha dado la lluvia temprana para vuestra vindicación, y ha hecho descender para vosotros la lluvia, la lluvia temprana y la tardía como en el principio. 24 Y las eras se llenarán de grano, y las tinajas rebosarán de mosto y de aceite virgen. 25 Entonces os compensaré por los años que ha comido la langosta, el pulgón, el saltón y la oruga, mi gran ejército, que envié contra vosotros. 26 Tendréis mucho que comer y os saciaréis, y alabaréis el nombre del SEÑOR vuestro Dios…

Este es el tiempo de libertad, de redención y de restauración para su pueblo. El Señor nos va a volver a conquistar, y veremos Su amor, mayor que al principio y si estamos enamorados de Él le daremos lo que pida. Veremos cosas que nunca pensamos ver.