Gestor de reposo en el hogar

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

De nuevo es importante mencionar que el matrimonio bien llevado es un milagro, pues es la reunión de dos personas muy diferentes, parientes que no tienen el mismo ADN, diferentes costumbres y tal vez diferentes metas. Como vimos anteriormente, un gestor es una especie de facilitador; también hace referencia a cuando una mujer está gestando, es decir, está embarazada. Por ello un gestor del reposo sería una persona que está embarazada del reposo y por ello puede facilitar el mismo a los demás. Es importante mencionar que muchas personas pueden ser gestores de otras cosas como la muerte, y el estar con ellos puede contaminarnos. Es por ello que debemos saber quienes realmente nos pueden ayudar, y si ya hemos madurado, a quien podemos ayudar.

Rut 3:1 BDN Noemí, su suegra, le dijo. -Hija mía, ¿acaso no voy a buscarte un lugar de reposo donde te vaya bien?

Sabemos que el libro de Rut consta de 4 capítulos y hasta el tercer capítulo pudo expresar lo que vemos en el versículo anterior. El número del capítulo en cierta forma nos indica la madurez que tenían las personas de las cuales se nos habla en los libros de la Biblia, por ejemplo en Cantares, la sulamita, cuando habla en el capítulo 1 se lee como una mujer inmadura, que se justifica; sin embargo en el capítulo 8 vemos una gran diferencia, pues deja ver su madurez (Cantares 8:10). Por lo anterior podemos decir que en este capítulo Noemí llegó a comprender su propósito, que era buscarle un lugar de reposo a Rut. La palabra reposo se traduce del H4494 manowach, que significa lugar de descanso, estado o condición de descanso.

Rut 3:1 RV 1960 Rut y Booz en la era Después le dijo su suegra Noemí: Hija mía, ¿no he de buscar hogar para ti, para que te vaya bien?

En esta versión habla de un hogar en vez de un lugar de reposo, lo cual nos indica que nuestro hogar debería ser un lugar de reposo, un lugar de descanso para nuestra familia.

Ahora bien surgen ahora ciertas preguntas referentes a Noemí, por ejemplo ¿porqué una persona que nunca tuvo reposo en su hogar, le está buscando reposo a otra persona? Esto nos dice que Dios busca gestores de reposo en personas que nunca no han tenido, es por ello que Dios busca lo vil y menospreciado el mundo. Noemí no había tenido un hogar verdadero, pero cuando empezó a ser bendecida, despertó y lo que quiso hacer fue bendecir a otros, a los que tenía más cerca. Es por ello, que nuestro hogar no puede ser un lugar donde hayan peleas y discusiones, sino debe ser un lugar de reposo para todos los que allí vivimos. Los problemas de trabajo los debemos dejar fuera de casa para que no afecten nuestras relaciones familiares.

Rut 3:1 LBLA Después su suegra Noemí le dijo: Hija mía, ¿no he de buscar seguridad para ti, para que te vaya bien?

En esta versión la palabra manowach se traduce como seguridad, lo cual nos dice que Noemí anhelaba la seguridad en su hogar y la quería para su nuera. Para una mujer es muy importante la seguridad, por ejemplo el hecho de estar casados, no solamente unidos de hecho o en unión libre; la seguridad económica de que ambos sepan cuántos ingresos tienen como pareja, pues no existirá seguridad si las parejas no son transparentes con su información, por ejemplo con el tema del teléfono celular y los mensajes de texto.

La palabra manowach también fue traducida en otras versiones, como felicidad (BDA), posición segura (BJ2), hogar permanente (NTV). Esta última traducción nos da la idea de permanencia, es decir, vivir juntos no solo por un tiempo para ver si salen bien las cosas, si no para estar siempre juntos. Esto significa que aunque peleemos debemos seguir juntos, e incluso debemos tener reglas para poder pelear, una de ellas debe ser no sacar a luz a la familia política y tampoco sugerir que se deben separar.

Otra traducción para esta misma palabra, en la versión TLA es “buscarte esposo”, lo cual sugiere que las hermanas que hallaron esposo, hallaron también reposo; ahora bien, los hermanos que hallaron esposa, hallaron el bien y la benevolencia de Jehová (Proverbios 18:22). Seguramente Nohemí proyectó en su nuera la ausencia de aquello que ella misma anhelaba, de igual forma que nosotros en nuestros hijos, pues todos anhelamos que todo aquello que nosotros no tuvimos, ellos lo tengan.

Entrenamiento de un gestor
Rut 1:1 LBLA Aconteció que en los días en que gobernaban los jueces, hubo hambre en el país.

Y un hombre de Belén de Judá fue a residir en los campos de Moab con su mujer y sus dos hijos.

A Noemí le tocó vivir en una época de tanta necesidad que había hambruna. Los momentos de necesidad a veces son un entrenamiento para poder apreciar las cosas que obtenemos, pues cuando obtenemos las cosas con mucha facilidad no se aprecian de igual manera, incluso algunos piensan que si las cosas no se obtienen con sufrimiento no son buenas; pero en este caso, Noemí pasó por tanta necesidad que tuvo hambre, pues no tenía que comer. Esta clase de personas que sufren diferentes necesidades, Dios les está entrenando para ser gestores de reposo.

La necesidad o la falta de algo, nos hace fuertes. Las carencias, incluso del cariño de un padre, es también un entrenamiento para ser un gestor de reposo, para que cuando encontremos a otros que tienen las mismas carencias podamos ayudarles para entrar en el verdadero reposo del Señor. Esto significa que todo lo que hemos vivido es una enseñanza de Dios, pues Dios no duerme ni se cansa de guardar de nuestra vida, Él siempre ha estado cercano aunque nos hayan sucedido cosas muy traumáticas como una violación sexual. Dios en todas las cosas nos da una enseñanza.

En el caso de Noemí, su esposo tuvo que tomar una decisión cuando hubo hambre, la cual, sea que la hayan tomado en cuenta o no, para ella fue traumática. Tuvo que tomar la decisión de irse, es decir moverse de lugar, de un país; el trauma del cambio de país fue hostil hacia su nacionalidad, pues Moab e Israel no se llevaban bien. Esto fue un entrenamiento, en desprecio y hostilidad, para poder convertirse en un gestor de reposo. También sufrió el trauma de quedarse viuda, que sus hijos se casaran con mujeres no judías (lo cual no era bien visto en Israel). Se quedaron 10 años en Moab, soportando la humillación y para terminar sus hijos Mahlon y Quelion murieron. Luego sufrió el trauma de regresar a una ciudad de la cual había salido y ahora tendría que enfrentarse a los prejuicios. Todos aquellos traumas que hemos sufrido, son solo preparación para los que somos elegidos como gestores de reposo, para poder ayudar a otros que no tendrán la capacidad de soportar lo que nosotros hemos soportado.

Noemí también vivió el trauma se sentirse sin esperanza a causa de la vejez, le dijo a sus nueras que regresaran a su ciudad, porque ya no podría darles un hijo para cumplir con la ley del levirato. Hay muchos que piensan que su tiempo de casarse ya pasó, incluso hay una crisis entre los 40 y 45 años en la que se hace un inventario de lo que se ha hecho materialmente, y muchos piensan que no han hecho nada. Si nos hemos sentido de esta forma, hoy se está desautorizando esta forma de pensar y debemos tener la convicción que tuvo Caleb a sus 85 años que le pidió a Josué el monte que Moisés le había prometido a los 45, para ir a desterrar a los cananeos que vivían allí, pues se sentía con las mismas fuerzas que en su juventud. El Señor aún ha de hacer grandes cosas con nuestras vidas, no hemos perdido el tiempo en Cristo.

Rut 1:20 LBLA Y ella les dijo: No me llaméis Noemí, llamadme Mara, porque el trato del Todopoderoso me ha llenado de amargura.

Noemí creía que lo que le estaba sucediendo era un juicio de Dios, pues dijo que la mano del Señor había sido fuerte sobre ella; incluso se quiso deshacer de lo último, y le dijo a su nuera Rut que se fuera; Ruth es entones figura de la bendición de Dios que podemos llegar a despreciar en momentos difíciles. Sin embargo, ya estando en este estado pasó algo, Dios envió una oportunidad y Rut le contesta:

Rut 1:16-18 LBLA Pero Rut dijo: No insistas que te deje o que deje de seguirte; porque adonde tú vayas, iré yo, y donde tú mores, moraré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 17 Donde tú mueras, allí moriré, y allí seré sepultada. Así haga el SEÑOR conmigo, y aún peor, si algo, excepto la muerte, nos separa. 18 Al ver Noemí que Rut estaba decidida a ir con ella, no le insistió más.

Debemos saber que efectuamos la comparación de Rut con las cosas del Señor porque la Biblia dice que hay cosas que nos van a perseguir, como el bien y la misericordia del Señor. En el Salmo 23:6 la palabra que fue traducida como seguir es el H7291 radáf que significa correr detrás (por lo general con intención hostil; figurativamente de tiempo pasado), acosar, ahuyentar, buscar, combatir, pasar, persecución, perseguidor, perseguir, prender, proseguir, seguir.

Somos gestores del rasposo en el hogar, puede ser que muchas cosas hayan pasado en nuestras vidas que fueron de mucho sufrimiento, pero hoy Dios nos dice que el bien y la misericordia nos van a perseguir y encontraremos a personas como Noemí que nos ayudarán y entonces seremos como un campo que recibe la semilla del reposo, que crecerá y dará como fruto el reposo no solo para nosotros sino para nuestra familia. Hay un nuevo comienzo para todos aquellos que creen en esta palabra.

Antes del día de reposo 2

Apóstol Sergio Enríquez O.

Hemos entendido que los cinco ministerios primarios son constituidos por Dios y no por el hombre, que lo único que hace es reconocerlos. Un ministro del evangelio no lo es solo por haber estudiado en la universidad sino tiene que tener un llamado de parte de Dios, por lo tanto la iglesia y la práctica diaria se convierte en nuestra universidad, en donde somos capacitados por Dios por medio de Su revelación. Aquellos que no tiene el llamamiento a un ministerio primario solo pueden llegar a ser obispos, quienes administran la iglesia, predican, pero están diseñados para ser ayudas ministeriales, no ministros. Por lo tanto si alguien no siendo ministro ejerce como tal, se llegará a cargar tanto que no soportará, sin embargo el verdadero ministro de Dios permanece, sabiendo que lleva le yugo del Señor y que este es ligero (Mateo 11:30). Sin embargo en la escritura vemos ministros verdaderos como Moisés, Elías y Jeremías que pasaron por pruebas duras y llegaron incluso a desear la muerte, por lo tanto debemos tener la convicción de que si somos ministros verdaderos, aunque pasemos por el valle de la muerte, el Señor renovará nuestras fuerzas. Por todo lo anterior es necesario que estemos seguros de quienes somos y del llamado que tenemos.

Para saber como conducirnos como ministros verdaderos de Dios, debemos meditar en como fueron los principios de la iglesia, cuando el Señor caminó sobre esta tierra. Jesús no envió a sus discípulos a estudiar, sino los llamó para que le siguieran, escucharan sus enseñanzas, y vieran lo que Él hacía. Cuando alguien tenía un problema espiritual dentro del discipulado Jesús lo liberaba, aunque hubo uno, Judas al que, teniendo un problema, Jesús no hizo nada al respecto, por lo tanto debemos estar agradecidos cuando la corrección de Dios viene a nuestra vida. En este sentido debemos comprender también que Jesús era judío por lo que guardaba sus fiestas, pero nosotros no lo somos, por lo tanto hay algunas cosas que Jesús hizo que no podemos tomarlas literalmente, sino, por el Espíritu, extraer lo que Dios quiso enseñarnos en ellas.

Dentro de la riqueza hermosa que podemos escudriñar en Escritura, hemos visto que cada uno del los capítulos del libro de Isaías tiene un paralelismo con los 66 libros de la Biblia, según su orden desde Génesis a Apocalipsis, de tal forma que el capitulo 39 es similar a Malaquías y el 40 a Mateo. El Evangelio de Mateo es un libro que marca una nueva era, una nueva etapa pues es el inicio del Nuevo Testamento, el nuevo pacto de Dios con Su pueblo. Podemos decir entonces que Isaías 40 también nos deja ver en sombra ese nuevo tiempo, e impresionantemente comienza con la orden de consolar al pueblo, diciéndole que su lucha ha terminado pues el Señor ha pagado el doble por nuestros pecados. En Isaías 61 también vemos que la consolación de Cristo no se queda solo en quitar el dolor sino también en dar alegría, de tal forma que el primer consolador es Cristo y el segundo es el Espíritu Santo.

Isaías 40:1-2 (LBLA) Consolad, consolad a mi pueblo—dice vuestro Dios. [2] Hablad al corazón de Jerusalén y decidle a voces que su lucha ha terminado, que su iniquidad ha sido quitada, que ha recibido de la mano del SEÑOR el doble por todos sus pecados.

Si vamos a ministrar el día de reposo en nuestras congregaciones, necesitamos también la doble porción que viene antes, pues el día sexto se recogía el doble de maná para usarlo el día de reposo. Necesitamos entonces el evangelio de la doble Proción, en el que Cristo nos hace parte de la congregación de primogénitos, y de esa forma recibimos la bendición doble.

Isaías 35:10 (LBLA) Volverán los rescatados del SEÑOR, entrarán en Sion con gritos de júbilo, con alegría eterna sobre sus cabezas. Gozo y alegría alcanzarán, y huirán la tristeza y el gemido.

El cumplimiento literal de esta profecía es el final de la diáspora que se está dando en la actualidad con el regreso de los Israelitas a su tierra; sin embargo entendemos que este verso también tiene un cumplimiento para nosotros, con una ministración de gozo y alegría. El Señor nos ha dejado para ministrar alegría y no tristeza a Su pueblo, por lo que cuando necesitamos dar una noticia triste a la congregación debemos pedirle sabiduría al Señor para saber como trasladarla, pues no podemos permitir que el pueblo salga de la Iglesia triste en vez de salir bendecido.

1 Crónicas 12:18 (LBLA) Entonces el Espíritu vino sobre Amasai, jefe de los treinta, el cual dijo: Tuyos somos, oh David, y contigo estamos, hijo de Isaí. Paz, paz a ti, y paz al que te ayuda; ciertamente tu Dios te ayuda. Entonces David los recibió y los hizo capitanes del grupo.

La ministración de doble porción esta dada aquí por la Paz y la ayuda. Sin paz no podemos entrar en el reposo, la paz que sobre pasa todo entendimiento (Filipenses 4:7), y que no la pueden alcanzar los impíos (Isaías 57:21). Ministremos en nuestras congregaciones el evangelio de la doble porción para que podamos entrar en el reposo de Dios.

 

Antes del día de reposo

Apóstol Sergio Enríquez O.

En las escrituras hay múltiples proclamas, que debemos entender como un tiempo que Dios abre del que debemos entender, en nuestra mente y corazón, todos los beneficios que vienen con él. Dios nos ha introducido en un ciclo profético de reposo pero si no estamos preparados no lo podremos recibir adecuadamente, por lo que necesitamos saber que sucedía antes del día de Reposo.

Éxodo 16:29 (LBLA) Mirad que el Señor os ha dado el día de reposo; por eso el sexto día os da pan para dos días. Quédese cada uno en su lugar, y que nadie salga de su lugar el séptimo día. Éxodo 16:5 (LBLA) Y sucederá que en el sexto día, cuando preparen lo que traigan, la porción será el doble de lo que recogen diariamente.

Con base en estos versos podemos asegurar que para poder pasar el día de reposo adecuadamente necesitamos tener el doble.

Hemos estudiado previamente que en libro de Isaías, cada uno de sus 66 capítulos tiene un paralelismo con cada uno de los libros de la Biblia, en sus respectivo orden. Esto significa que el libro de Mateo es similar a el capítulo 40 de Isaías.

Isaías 40:2 (LBLA) Hablad al corazón de Jerusalén y decidle a voces que su lucha ha terminado, que su iniquidad ha sido quitada, que ha recibido de la mano del SEÑOR el doble por todos sus pecados.

Esto quiere decir que el evangelio del Señor Jesucristo, que comenzó con su primera venida, inicia con la promesa de Dios diciendo que nuestra lucha ha terminado, pues el Señor pagó el doble de nuestros pecados. Esta doble porción la vemos en el versículo previo a este:

Isaías 40:1 (LBLA) Consolad, consolad a mi pueblo—dice vuestro Dios.

Doble consuelo, el Señor cuando habla del espíritu Santo se refiere a él como el Consolador, es decir que Jesús es el primer consolador y el Espíritu Santo el segundo, de tal forma que cuando venimos al Señor recibimos este doble consuelo, pues ciado aceptamos al Señor en nuestro corazón recibimos tanto el Espíritu de Cristo como el Espíritu Santo.

Isaías 61:1-3 (LBLA) El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, porque me ha ungido el SEÑOR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros; [2] para proclamar el año favorable del SEÑOR, y el día de venganza de nuestro Dios; para consolar a todos los que lloran, [3] para conceder que a los que lloran en Sion se les dé diadema en vez de ceniza, aceite de alegría en vez de luto, manto de alabanza en vez de espíritu abatido; para que sean llamados robles de justicia, plantío del SEÑOR, para que El sea glorificado.

La primera porción de consolación es la que vemos en el verso dos, sin embargo en el verso tres, al decir que Cristo también vino a conceder, Dios nos da la segunda porción de consolación, cambiando la ceniza, el luto y el espíritu abatido por diadema, aceite de alegría y manto de alabanza. Esto quiere decir que la doble porción de consuelo no solo quita el dolor si no que lo transforma en alegría y gozo.

El evangelio del Señor es bendición doble y es el Apóstol Juan, en su evangelio, que dejó constancia de algunas frases que Jesús repitió, y que nos dejan ver aquellas cosas en las que Cristo nos da esta doble porción.

Juan 1:51 (LBLA) Y le dijo: En verdad, en verdad os digo que veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre.

Si antes de entrar en el reposo viene la doble porción, esta nos abrirá los cielos para ver a los ángeles de Dios subiendo y bajando. Si veremos ángeles que suben y bajan quiere decir que ellos ya están entre nosotros, pues la Biblia segura que el Ángel de Jehová acampa alrededor nuestro (Salmos 34:7). Podríamos preguntarnos entonces ¿Para qué van a subir los ángeles? Pues porque van al cielo a dar reportes sobre nosotros. En este aspecto debemos guardar el equilibrio, sabiendo que no podemos orar ni adorar a los ángeles, pues ellos son siervos de Dios y no nuestros, designados para ministrarnos y ayudarnos en momentos difíciles, pues tenemos la promesa que a Sus ángeles mandará para que nuestro pie no tropiece (Mateo 4:6), y esto lo podemos pedir al Señor en oración.

Hemos escuchado en medio de nosotros de muchos testimonios que respaldan esta verdad, de ángeles que han aparecido para auxiliar a hijos de Dios por lo tanto podemos afirmar que la ministración angélica es una realidad, que no solo se dio en los tiempos bíblicos sino también en nuestro tiempo, es por eso que la mujer debe cubrirse (1Corintos 11:10), dado que los ángeles caídos se sintieron atraídos por las mujeres de la tierra (Génesis 6:2), de tal forma que el velo es una señal para los ángeles de que la mujer que lo porta está bajo autoridad.

El evangelio en que hemos creído es poder de Dios y va más allá de lo que nuestros ojos ven, no es una religión aburrida sino una forma de vida que nos permite experimentar y palpar estas promesas de Dios; pidamos al Señor que nos permita experimentarlas y de esa forma entrar en Su reposo.

 

Aprendiendo a hacer el bien

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

Isaías 1:16-17 (LBA) Lavaos, limpiaos, quitad la maldad de vuestras obras de delante de mis ojos; cesad de hacer el mal, 17 aprended a hacer el bien, buscad la justicia, reprended al opresor, defended al huérfano, abogad por la viuda.

Con lo que hemos resaltado en esta cita, podemos empezar entonces a decir que nadie puede hacer el bien si antes no deja de hacer el mal; nadie puede tener buenas actitudes si antes no deja las malas obras. Por eso, si alguien que anda en malos caminos, y de pronto hace una buena obra, no le será tomado en cuenta porque el tal no es definido por el bien; es como aquellas personas que no les importa lo que tengan que hacer para alcanzar sus propósitos, aunque tenga que matar a quien sea porque según ellos aquella muerte puede estar justificada, eso no funciona así. Podemos decirlo de otra forma, alguien que es falso puede decir verdades, como aquellos falsos testigos que dijeron de Jesús que si destruían Su templo, El lo levantaría en 3 días; era una verdad pero con testigos falsos.

Entonces en el evangelio es más importante ser, que hacer; porque el hacer vendrá como consecuencia del ser; ¿cómo hacemos para aprender a hacer el bien y dejar de hacer el mal?, porque puede ser que tengamos toda la disposición de hacer el bien y que eso nos haga buscar a Dios y terminemos haciendo algunas cosas para agradarlo, aunque al final no agrade a los hombres; pero también puede ser que haya otra personas que llega a la Iglesia pero para hacer negocios; llegó a la Iglesia igual que muchos, pero su propósito era diferente, tenía propósitos personales. Por eso es importante que sepamos quiénes somos y que entonces nos movamos por eso mismo para que al final hagamos aquello para lo cual venimos a la Tierra.

Obviamente que debemos pasar por un proceso como lo es el hombre, porque llegamos siendo definidos por el género, pero como tales, tenemos ciertas tareas que debemos cumplir porque somos hombres; por ejemplo: cuando nace un hombre, es un bebito, pero es hombre; no obstante no podría defender a su familia; entonces necesita escalar para llegar a alcanzar ciertas virtudes, aunque en el camino podría ser que surjan circunstancias que el enemigo pretenda utilizar para no alcanzar aquello por lo cual fuimos alcanzados.

1 Timoteo 4:12 (LBA) No permitas que nadie menosprecie tu juventud; antes, sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, fe y pureza.

A Timoteo le están diciendo que fuera ejemplo, si lograba ser ejemplo ante los demás, era necesario que evolucionara al siguiente nivel para que siguiera siendo lo que debía cumplir para lo cual llegó a la Tierra. Por eso cuando Dios nos exija más que a los demás, es porque tiene grandes planes a nuestra vida; como en el caso de Timoteo y Pablo, Timoteo era el que iba a sustituir a Pablo en algún momento, por consiguiente era al que más le exigirían que asimilara los 5 puntos que vemos en el versículo anterior:

  1. Ejemplo de los creyentes en palabra.

  2. Ejemplo de los creyentes en conducta.

  3. Ejemplo de los creyentes en amor.

  4. Ejemplo de los creyentes en fe.

  5. Ejemplo de los creyentes en pureza.

     

EJEMPLO DE LOS CREYENTES EN PALABRA

Aquí es entonces donde se vincula el ser con el hacer porque si debemos ser ejemplo en palabra, debemos cuidar lo que decimos y cómo lo decimos, porque podría ser que alguien diga que los tiempos antiguos son mejores que los actuales, pero eso no es bíblico, entonces para ser ejemplo, cuidemos lo que hablamos porque podríamos no estar edificando a los que nos escuchan. Cuidemos nuestro vocabulario porque es parte de lo que nos exigirán como ejemplo en el evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

EJEMPLO DE LOS CREYENTES EN CONDUCTA

El otro ejemplo que debemos cuidar es en conducta; recordemos que siendo cristianos, nos llevarán de gloria en gloria, pero para eso también debemos tener cuidado de cómo nos comportamos porque del ejemplo que seamos, así nos seguirán muchos y si vamos por mal camino, todos los que nos ven como ejemplo, les serviremos de tropiezo y no de bendición.

 

 

Antes de la revelación

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

En algunos momentos podríamos repetir algunas enseñanzas, lo cual no es blasfemia, es más, el Apóstol Pablo dijo en algún momento que para los que lo escuchaban era seguro repetir algunas cosas; podríamos decir entonces que en la repetición de un mensaje podríamos obtener una panorámica más amplia respecto al estudio obtenido.

En virtud a eso, podemos recordar entonces que hace algún tiempo Dios nos permitió que estudiáramos el mensaje que estaba encriptado en el índice de nuestras Biblias; porque realmente cuando Dios dijo que velaría por el cumplimiento de Su palabra, consideró los libros que estarían incluidos, el orden que tendrían, los libros que serían mencionados pero no incluidos, etc., porque Dios está al cuidado de Su palabra e impide que hombres hagan lo que no deban hacer y hagan lo que deban hacer; absolutamente todo está contemplado por el Señor en cada cosa que sucede; todo tiene un propósito en Dios, aunque a nuestra mente finita haya una contradicción de lo que sucede, Dios está en control de todo, hasta en el índice de la Biblia como ya lo mencionamos tiene un mensaje que si somos guiados por el Espíritu Santo, podemos verlo claramente.

Un ejemplo a este respecto lo podemos ver en los primeros 5 libros de la Biblia, ahí está la historia de la humanidad, posteriormente vemos Josué, Jueces y Rut; precisamente en el libro numero 8 está la boda de un judío con una mujer gentil; en el siguiente libro vuelve a iniciar la historia de la humanidad y de esa forma está toda la Biblia.

Pero entonces, si el orden de los libros tiene un mensaje escatológico en el Antiguo Testamento, ¿será posible que en el Nuevo Testamento también haya otro mensaje escatológico? Partiendo del final del Nuevo Testamento, encontramos que el libro de Apocalipsis, muestra la venida del Señor. Este último libro de la Biblia es uno de los 2 libros en toda la Biblia que muestra cuál es su propósito, uno es el libro de Proverbios y el otro es Apocalipsis, veamos:

Apocalipsis 1:1 (LBA) La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la dio a conocer, enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan…

Una de las cosas que podemos ver es que cuando Jesús no estaba glorioso, no tenía esta revelación, ¿cuál? Su venida a la Tierra; en aquel entonces no lo sabía porque aun no había recuperado Sus atributos de Dios, pero hoy podemos decir que El es Dios, consecuentemente tiene que saber del día y la hora de Su venida. Es por eso que también debemos saber que en este tiempo habrá mucha revelación en varios niveles como describe este versículo:

  1. El Padre a Jesucristo

  2. Jesucristo a Su ángel

  3. Su ángel a Juan

  4. Juan a la Iglesia

Por eso debemos orar por nuestra cobertura porque los siervos tienen potestades angelicales que están en la línea de donde Dios envía Su revelación como lo podemos ver en Apocalipsis 1:1. Ahora veamos qué es lo que dice la Biblia antes de la venida del Señor:

Judas 1:3 (LBA) Amados, por el gran empeño que tenía en escribiros acerca de nuestra común salvación, he sentido la necesidad de escribiros exhortándoos a contender ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos.

Lo que hoy está tendiendo lugar, es el hecho que las tinieblas están engañando a muchos siervos de Dios, haciéndolos caer en ecumenismo, pero entonces lo que debemos vivir es el hecho de guardarnos para Dios, incluso que contendamos ardientemente para que la luz de Jesús siga brillando y que las tinieblas no nos invadan, sino que detengamos esa situación donde el enemigo pretende manipular la sana doctrina; pero la Iglesia de Cristo debe levantarse en el nombre de Jesús para contender ardientemente y que cuando sea oportuno llame al orden al que esté desviado de la verdad.

Pero el punto a donde queremos llegar respecto al libro de Judas es que era uno de los hermanos biológicos de Jesús; aunque mientras que anduvo evangelizando, no le creyó quién era realmente, fue sino hasta que resucitó el Señor Jesucristo que entonces lo reconoce como Dios, pero notemos que no dice que él era hermano de Jesús, sino que en Judas 1:1 dice que es siervo de Jesucristo y hermano de Santiago; ambos eran hermanos biológicos de Jesús, pero no lo dijo de esa forma sino, siervo de Jesucristo.

Por otro lado, el nombre de Judas es un derivado de Judá, nombre que significa ALABANZA, eso significa que antes de la manifestación del Señor, habrá un movimiento de alabanza extraordinario, el problema es que el enemigo también está haciendo su trabajo de engaño, por eso algunos siervos de Dios, ministros de alabanza se han desviado de la verdad, cayendo casi en una apostasía que podría convertirse en irreversible si no se arrepienten a tiempo.

Judas 1:1-2 (LBA) Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Jacobo, a los llamados, amados en Dios Padre y guardados para Jesucristo: 2 Misericordia, paz y amor os sean multiplicados.

Una de las muchas cosas que podemos ver en esta cita es que de una forma casi codificada, está hablando de la trinidad en ambos versículo, pero en el segundo versículo, está hablando de una multiplicación de misericordia, paz y amor porque lo necesitamos hoy más que nunca; hay muchas cosas que están viniendo a quitar la paz, un ejemplo es la escases de los recursos naturales.

Judas 1:3-4 (LBA) Amados, por el gran empeño que tenía en escribiros acerca de nuestra común salvación, he sentido la necesidad de escribiros exhortándoos a contender ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos. 4 Pues algunos hombres se han infiltrado encubiertamente, los cuales desde mucho antes estaban marcados para esta condenación, impíos que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo.

Es muy lamentable que en la actualidad haya siervos de Dios que están siendo engañados y terminan cediendo el púlpito a hombres que se han infiltrado con doctrinas erróneas para que la gente ponga su corazón y mente en la Tierra, tengan enraizada su esperanza en las cosas materiales y no en el Señor Jesucristo.

Judas 1:5 (LBA) Ahora quiero recordaros, aunque ya definitivamente lo sepáis todo, que el Señor, habiendo salvado al pueblo de la tierra de Egipto, destruyó después a los que no creyeron.

En este tiempo habrá un nivel de revelación que no será administrada adecuadamente, lo cual hará creer que muchos lo sepan todo y cerrarán su corazón a la revelación del Señor Jesucristo la cual es inagotable. Otro punto que debemos considerar en este último versículo es que la Iglesia es rama injertada mientras que Israel es rama natural, por lo tanto debemos cuidarnos del engaño porque Dios puede llevarse a toda Su Iglesia, sacándola de Egipto como lo hizo con el Israel natural, pero después dice claramente que destruyó a los que no creyeron. Dicho en otras palabras, no dejemos caer a tierra ni una sola palabra de Dios, sino que debemos atesorarla en el corazón para poderla vivir y entonces enseñarla.

 

Antes de la cena

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

En un principio creímos que era casi imposible conjugar revelación, escatología y Santa Cena, sin embargo hemos visto que es lo mismo porque es por revelación de Dios que podemos acercarnos a la mesa del Señor para la preparación que necesitamos en el final de los tiempos, porque si queremos estar como protagonistas de las bodas del Cordero, es debemos estar preparados y mantener nuestra vestidura blanca, limpia y resplandeciente para el momento cuando el Señor regrese por nosotros.

Marcos 14:25 (LBA) En verdad os digo: Ya no beberé más del fruto de la vid hasta aquel día cuando lo beba nuevo en el reino de Dios.

Aquí lo podemos ver entonces es que después de habernos ido de la Tierra en el arrebatamiento, habrá una Santa Cena, otra Santa Cena después de la gran tribulación y otra al empezar el milenio donde habrá resucitados, gente eterna, etc., entonces solamente con esto podemos ver que habrán 3 Cenas que son muy importantes y que es por eso que Dios nos permite que tengamos una preparación constante, siendo entonces una de las cosas que vemos, el hecho de no sentarnos en el primer lugar, porque el Señor podría movernos y sentar a otro en el lugar que quisimos estar; diríamos entonces que de pronto lo que necesitamos es humildad de corazón.

Apocalipsis 3:20 (LBA) ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo.

Una de las cosas que debemos resaltar aquí es que el Señor entra a nuestra vida en cada oportunidad que celebramos Santa Cena; claro que está diciendo que entra a nuestra casa, pero también a nuestro corazón, como si fuera una especie de renovación; más aun, que Dios entre para que continúe el trabajo de perfeccionamiento en nosotros, porque si bien es cierto que hemos dejado de hacer muchas cosas malas, también debemos comprender que aun no hemos alcanzado la plenitud del perfeccionamiento.

Analizando otros puntos, también vemos que Dios viene para cenar con nosotros y si logramos agradarlo, podemos cenar con El, porque no es lo mismo que el Señor cene con nosotros, a que nosotros cenemos con El, lo cual podría ser el cumplimiento pleno en este año. Pero hay otro punto que debemos preguntarnos, ¿de qué puerta está hablando?

LA PUERTA DE LA ORACIÓN
Mateo 6:6 (LBA) Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la puerta,

ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.

El problema con esto es que muchos no quieren orar en la habitación de su casa porque ahí nadie los escucha, prefieren orar en plazas públicas para que la gente que los vea los cataloguen como personas muy elocuentes para orar; sin embargo no se cumple lo que dice este último versículo, entrar en nuestra habitación y cerrar la puerta para que haya íntima comunión con Dios porque es esa la puerta a la que se refiere Apocalipsis 3:20, la puerta de lo secreto y que mantengamos una exhibición de lo que hacemos para que los hombres nos reconozcan con determinado título; es mejor hacer las cosa como a Dios le agradan y ser bien vistos por El.

LA PUERTA DE LA PRIVACIÓN

Mateo 7:13 (LBA) Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda

que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella.

Esto es una cuestión de privaciones en forma personal; Dios pedirá que dejemos de hacer alguna cosa específica, quizá el hecho de asistir a una sala de cine o el hecho de comer algo específico, Dios puede pedirnos determinada situación porque es posible que eso nos esté impidiendo que avancemos en nuestra comunión con Dios, pero esa privación no es solamente por dejarnos sin nada; lo que sucede es que Dios desea darnos algo mejor de lo que ya tenemos, aunque cuando El nos diga que dejemos determinado pecado, debemos obedecer y no precisamente porque nos vaya dar algo mejor, sino porque nos ama y quiere romper las cadenas del pecado.

LA PUERTA DE LA JUSTICIA
Salmos 118:19 (LBA) Abridme las puertas de la justicia; entraré por ellas y daré gracias al

SEÑOR.

Con esto lo que debemos hacer es pesar nuestro corazón para saber qué tanto amamos la justicia de Dios y si la practicamos en nuestra vida, porque posiblemente tengamos una brecha abismal entre amar Su justicia y ponerla en práctica; entonces lo que debemos amar también es la justicia de Dios en todo lo que hagamos.

LA PUERTA DE LA SANIDAD

Marcos 1:31-35 (LBA) Jesús se le acercó, y tomándola de la mano la levantó, y la fiebre la dejó; y ella les servía. 32 A la caída de la tarde, después de la puesta del sol, le trajeron todos los que estaban enfermos y los endemoniados. 33 Y toda la ciudad se había amontonado a la puerta. 34 Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y expulsó muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque ellos sabían quién era Él. 35 Levantándose muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, salió, y se fue a un lugar solitario, y allí oraba.

En esta cita lo que debemos ver es que hay 2 situaciones que están muy relacionadas: liberación y sanidad. De pronto puede parecer muy extraño el hecho que haya enfermedades que son ancestrales, por eso debemos llegar delante de Dios cuando detectemos una situación como esa y que podamos romper toda maldición que pueda estar siendo trasladada de generación en generación, para que haya sanidad total por la liberación de demonios.

LA PUERTA DE LA LIBERACIÓN
Marcos 11:4 (LBA) Ellos fueron y encontraron un pollino atado junto a la puerta, afuera en la calle,

y lo desataron .

¿Será que en el área de la liberación, podemos hacer un levirato?, en el Antiguo Testamento se hacia en el área de la descendencia, pero entonces podríamos ser guiados por el Espíritu Santo para que nos pongamos en la brecha y que recibamos la liberación que necesite un familiar y que sin importar la distancia, aquella persona sea liberada, pero insistimos en que eso debe ser guiados por el Espíritu Santo y que estemos seguros que es El quien nos está guiando.

LA PUERTA DE HUMILLACIÓN

Hechos 3:2 (LBA) Y había un hombre, cojo desde su nacimiento, al que llevaban y ponían diariamente a la puerta del templo llamada la Hermosa para que pidiera limosna a los que entraban al templo.

Este es un momento en que debemos hacer lo que sea delante de Dios, para que podamos recibir lo que necesitamos; es una necesidad tal que no importa lo que nos pida, lo haremos.

Estas son las puertas por las que debemos pasar para que cuando el Señor Jesucristo regrese, podamos cenar con El.

 

 

Retornando a los principios del principio 3 (Retaking the principales of the beginning 3)

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

En los temas anteriores expusimos cómo la Santa Cena es un elemento clave para la recuperación del orden, y cómo el orden es el vínculo que se encuentra entre la luz y la perfección, la perfección es sinónimo de reposo, pues Dios creó al hombre perfecto en el reposo. Por tanto si anhelamos alcanzar la perfección a la cual fuimos llamados será necesario primero ponernos en orden. Para poder ordenar y participar de la Santa Cena es necesario tener luz, pues en ella se hace evidente todas las cosas. Por otro lado si no tenemos luz difícilmente participaremos de la Santa Cena como se debe, como fue el caso de la iglesia de Corinto, a quienes el apóstol Pablo tuvo que amonestar, porque no estaban participando correctamente de la Cena del Señor.

El reposo también es sinónimo de madurez espiritual, como lo vemos en el rio descrito en el libro de Ezequiel, pues llega un momento en el que únicamente se podrá cruzar el rio flotando, lo que nos enseña a que debemos de dejar de nadar contra la corriente, es decir dejar de luchar en nuestras fuerzas y empezar a flotar, reposando y confiando que es la corriente de Dios quien nos guía.

Dios utiliza la Santa Cena como puerta de bendición para ordenarnos los pasos, para colocarnos en el orden divino, el problema es que la mayoría de las personas creen saber qué es lo que están haciendo y por eso no reciben consejo. Por ejemplo; un matrimonio que cree saber todo sobre planificación familiar, pero ignoran que algunos de los métodos que utilizan son métodos micro abortivos. Por esa razón debemos ser humildes y reconocer que Sus caminos no son nuestros caminos, debemos pararnos y preguntar por las sendas antiguas y andar por ellas.

Salmos 50:23 (LBA) El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios.

Sabiendo que Sus pensamientos no son nuestros pensamientos, ni Sus caminos nuestros caminos, una de las cosas que debemos hacer para ordenar nuestros caminos es obtener el pensamiento de Dios, se esa forma también caminaremos en Sus caminos. Ahora debemos comprender que existe un camino como persona, que es Jesús, pues El dijo yo soy el camino, la verdad y la vida, pero también existe un camino en forma de liderazgo, a la manera de Moisés, es decir una persona con una jerarquía espiritual elevada que nos guiara a salir de Egipto, enseñándonos a comernos la cabeza del cordero en la Santa Cena, para que con ella venga la sabiduría del cordero, los pensamientos del cordero y entonces caminaremos en el camino de Dios.

Por otra parte en este verso encontramos tres cosas, la gratitud, honra y orden. Si recordamos cuando Jesús instituyo la Santa Cena, veremos que partió el pan y dio gracias, es decir que dio gracias a pesar que sabía que su cuerpo iba a ser partido, pero ¿será esa nuestra actitud? ¿Podemos dar gracias en todo tiempo? La falta de gratitud es una de las causas por las que no recibimos lo que pedimos, no solo porque pedimos mal, como está escrito Santiago 4:3, sino también porque no nos presentamos con acción de gracias (Filipenses 4:6), debe haber gratitud en nuestro corazón ya que con ella estaremos honrando a Dios y como consecuencia El nos ayudara a ordenar nuestro camino.

Salmos 37:23 (LBA) Por el SEÑOR son ordenados los pasos del hombre, y el SEÑOR se deleita en su camino.

Si logramos que Dios ordene nuestros pasos también lograremos que se deleite en nuestros caminos.

Éxodo 13:18 (LBA) Dios, pues, hizo que el pueblo diera un rodeo por el camino del desierto, hacia el mar Rojo; y en orden de batalla subieron los hijos de Israel de la tierra de Egipto.

Tenemos claro que es necesario salir de Egipto, sin embargo el enemigo se opondrá a nuestra salida y nos puede atacar de diferentes formas, por esa razón debe haber un orden de batalla para salir. Parte de ese orden es elevar una intercesión para rescatar a las almas que aún están atrapados en esa tierra de esclavitud y otra es la ministración de la Santa Cena que nos da un orden de batalla pentagonal, es decir una ministración integral de los cinco ministerios. Ahora bien, si alguna iglesia invita al pueblo a participar de las costumbres de Egipto, como emborracharse o celebrar fiestas paganas, también será necesario salir huyendo de ella.

Entonces en resumidas cuentas podemos decir que ordenar el camino es ordenar los pasos; ordenar los pasos es salir de Egipto por el camino en orden de batalla.

Números 10:12 (LBA) y los hijos de Israel partieron, según su orden de marcha, del desierto de Sinaí. Y la nube se detuvo en el desierto de Parán.

Este versículo nos deja ver que cada uno tenía un orden de marcha asignado, el cual debía ser respetado, como en lo secular se deben seguir un orden para realizar cualquier trámite. Se debe respetar un orden para salir de Egipto, pasar el desierto y llegar a Canaán.

Josué 1:14 (LBA) Vuestras mujeres, vuestros pequeños y vuestro ganado permanecerán en la tierra que Moisés os dio al otro lado del Jordán; pero vosotros, todos los valientes guerreros, pasaréis en orden de batalla delante de vuestros hermanos, y los ayudaréis,

La Santa Cena nos abre la puerta para hacer las cosas en el orden divino y no en el orden del hombre, esta es la entrada a Canaán la tierra en abundancia. Hoy que participemos de la Santa Cena, empecemos por ordenar nuestras relaciones, prioridades, nuestra casa, como se lo dijeron a Ezequías, preveamos aun para las cosas que deben estar listas si el Señor nos llama a Su presencia. Que venga el orden de Dios sobre nuestra vida, en nuestros pensamientos y en nuestros caminos.

 

 

Retaking the principales of the beginning 3

We have being studying about the relation that exist in many words among the gospel and books written by the Apostle John and the book of Genesis.

In the first epistle of the Apostle john 1:7 says “But if we walk in the light, as he is in the light, we have fellowship one with another, and the blood of Jesus Christ his Son cleanses us from all sin. Communion = the Lord´s Supper. So the order is light, communion and cleaning which is the Lord´s Supper through the blood of our Lord Jesus Christ

1 John = talks about light and cleaning and communion = The Lord´s Supper

Genesis = The Lord creates light and when He finishes ordering He reposed, and during His repose He created the man.

The Lord´s communions = recovering the order. Between the Light and the perfection we find the order, and the perfection is synonymous of repose and repose is a state of maturity but there can´t be maturity without order. Now with the Lord´s Communion we will be eating divine order.

Psa 50:23 KJ2000 Whoever offers praise glorifies me: and to him that orders his conduct aright will I show the salvation of God.

We have to order our conduct but, what will be our guide to take that order? We need the thoughts of God and we will know His paths. For that reason he gave us His only Son (way) and He gave us jerarq (with Moses) but later He gave us the Lord´s Communion to help us.

We find three things in the previous verse gratitude, order and salvation, to know the order of God we need to have a thankful heart, we must always show gratitude to the Lord for all things that we have received from Him because that gratitude will give us the opportunity to honor God and in that way we can order our ways.

In daily life sometimes we need directions to find a place, in the same way we need God´s direction to find His place and go fro the right way.

 

Psa 37:23 KJ2000 The steps of a good man are ordered by the LORD: and he delights in his way.

 

Exo 13:18 KJ2000 But God led the people about, through the way of the wilderness of the Red sea: and the children of Israel went up equipped for battle out of the land of Egypt.

We need to leave Egypt but not just leaving but going up equipped for battle. There must be no reason to make us stay in Egypt, because we must know that the enemy will attack us as soon as we leave, so we need to be ready and alert for his attacks. When you start leaving Egypt´s costume you won´t be able to do it if you don´t do it in order and you will gain that order through the Lord´s Communion, if you are going to a church that allow you everything and doesn´t repent you about these costumes you need and you ought to leave that place.

Ordering you paths, is ordering your steps and ordering your steps is being equipped for battle.

Num 10:12 KJ2000 And the children of Israel took their journeys out of the wilderness of Sinai; and the cloud rested in the wilderness of Paran.

Everything must be done in order,

Jos 1:14 KJ2000 Your wives, your little ones, and your cattle, shall remain in the land which Moses gave you on this side of Jordan; but you shall pass before your brethren armed, all the mighty men of valor, and help them;

Repeating, Light – order – repose, light – communion – order – repose. Let´s remember that there can´t be repose if there is no order first.

The Bible says in Isa 38:01 “…”Set your house in order: for you shall die, and not live.” We need to set order in our house, talk with your wife, and order things, perhaps she is the one who´s got the authority because you don´show responsibility.

El reposo

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

Estudio para Pastores

Es necesario que, luego de recibir la proclama del Año del Reposo, la entendamos no solo en nuestra mente sino también en nuestro corazón, pues sabemos que no se trata de un slogan publicitario sino de una semilla que fue sembrada y que debemos cuidar para que nadie la robe.

En la Escrituras podemos observar que, mientras estuvo en la tierra, el Señor Jesús abordó temas muy polémicos especialmente para los religiosos, sobre su persona, su posición como Hijo de Dios, etc., lo que causaba que lo criticaran o se burlaran de él. Los burladores son una estirpe que impide que la gente sea restaurada, por lo que tenemos que cuidarnos aún de nuestras bromas, pues podemos caer en ser escarnecedores, pues no podemos hacer mofa del mensaje del Señor. Uno de los temas más polémicos para el Señor fue el reposo, pues los religiosos siempre lo vigilaban para ver si hacía algún milagro en el día de reposo, pues ante sus ojos era incorrecto. En la actualidad, el día de reposo también causa polémica pues se ha malinterpretado, ya que diferentes corrientes contienden por que día de la semana se debe celebrar, sin embargo nosotros hemos entendido que no se trata de celebrar un día específico, sino de un principio eterno.

Hebreos 4:11 (LBLA) Por tanto, esforcémonos por entrar en ese reposo, no sea que alguno caiga siguiendo el mismo ejemplo de desobediencia.

Esforzarse para reposar puede ser tomado de muchas formas, la primera interpretación de reposo que muchos tienen es dejar de hacer, sin embargo algunos, aún sin hacer nada no pueden reposar, por ejemplo aquellos que sufren de estrés.

Hebreos 4:8-9 (LBLA) Porque si Josué les hubiera dado reposo, Dios no habría hablado de otro día después de ése. [9] Queda, por tanto, un reposo sagrado para el pueblo de Dios.

En la Biblia no encontramos que a Josué se le haya dicho que le diera reposo al pueblo de Israel, la orden que se le dio fue que guiara al pueblo para entrar a Canaán, por lo tanto entendemos que Canaán es sinónimo de reposo; a pesar de que el pueblo de Israel entró a Canaán no terminaron de conquistarla mientras Josué estuvo vivo, por lo tanto se cumple lo que dice este verso, que Josué no les dio el reposo, por lo que Dios les ofrece un reposo sagrado.

En las Escrituras encontramos seis veces en que el Señor le dice a Josué “esfuérzate y sé valiente” (Josué 1:6, 1:7, 1:9, 1:18 y Deuteronomio 31:23, 31:7); se lo dice directamente, por medio de Moisés y también el mismo pueblo. Entonces podemos decir que Josué es sinónimo de esfuerzo y de reposo, de tal forma que todo a lo que la Biblia nos llama a esforzarnos nos conducirá al reposo.

Judas 1:3 (OSO) Amados, por la gran solicitud que tenia de escribiros de la común salud, me ha sido necesario escribiros amonestándoos que os esforcéis a perseverar en la fe, que ha sido una vez dada a los Santos.

Cada vez que nos esforzamos en perseverar en la fe, nos estamos esforzando por entrar en el reposo. De tal forma que si alguien no persevera en lo que nos ha sido enseñado por el Señor no entrará en el reposo. Por lo anterior es necesario que sepamos acertadamente porque creemos lo que creemos referente a la doctrina, pues solo así no caeremos en desobediencia.

2 Pedro 3:14 (AFM) Por esto, carísimos, en espera de estos acontecimientos esforzaos por ser hallados en paz, limpios y sin culpa.

Para entrar en el reposo también debemos esforzarnos por estar en paz, en lo que dependa de nosotros (Romanos 12:18), aun con aquellos que nos han hecho daño, bendiciéndolos. Primeramente debemos estar en paz en nuestra casa, luego en la iglesia con las ovejas que nos han dado a cuidar y también con nuestros consiervos. Al seguir leyendo este verso vemos que también debemos esforzarnos por estar limpios; en este sentido sabemos que todos somos susceptibles a tropezar, por lo que la Biblia nos exhorta a que el que esté firme se cuide de no caer (1 Corintios 10:12), de tal forma que si hemos manchado nuestras vestiduras debemos ir con un ministro de una estatura espiritual más alta a la nuestra, al que le tengamos confianza, y confesar nuestra falta para que nos corrija, de esa forma nos estaremos esforzando para estar limpios. Finalmente, también debemos esforzarnos por estar sin culpa, pues esta viene de la acusación, y es seguida por la condenación, la separación y la destrucción. Cuando buscamos ministración la culpa se va y no le damos lugar a la condenación.

Podemos resumir entonces que todo aquello a lo que la Biblia nos exhorta a esforzarnos, es un sinónimo de entrar en reposo, por lo tanto debemos asimilarlo en nuestro corazón y trasladarlo a la ovejas que el Señor nos ha dado a ministrar.

 

 

Combatiendo la iniquidad

 Apóstol Sergio G. Enríquez O.

El Señor nos ha permitido que hablemos de escatología en este servicio, añadiendo el tema de Santa Cena y ahora lo especial en lo que Dios nos ha activado respecto a la Proclama Profética; nos referimos al reposo. Por eso es necesario que aprendamos a combatir todo aquello que es estorbo a nuestra vida, hoy lo que veremos entonces es cómo podemos combatir la iniquidad para no dejarle oportunidad en nuestra alma, por eso no podemos dejar de conocer cómo opera el diablo, aunque tampoco es para que conozcamos las profundidades de Satanás, en todo caso lo que debemos hacer es desenmascarar las obras de las tinieblas.

2 Tesalonicenses 2:7 (NTV) Pues esa anarquía ya está en marcha en forma secreta, y permanecerá secreta hasta que el que la detiene se quite de en medio.

Anarquía es sinónimo de iniquidad y desorden, es una palabra que viene del prefijo griego AN que significa Sin y Arkhe que significa autoridad, poder, etc. Es una doctrina humana que rechaza el gobierno o lo establecido por la sociedad y es un sinónimo de desorden, como ya lo dijimos.

Ahora bien, cuando vemos en la historia, existe gente que dice que nadie debe someterse a otra persona, aunque cuando surgen estos grupos, alguno se han vuelto para vivir en la montaña, pero al llegar a ese nivel, cuando tienen problemas, se tienen que someter en algún momento a determinada persona para que dirija los suministros de primera necesidad; entonces en vano dicen que son anarquistas.

2 Tesalonicenses 2:3 (NTV) No se dejen engañar por lo que dicen. Pues aquel día no vendrá hasta que haya una gran rebelión contra Dios y se dé a conocer el hombre de anarquía, aquél que trae destrucción.

Este hombre de anarquía es el anticristo; por eso no tiene nada que ver con el Señor Jesucristo, empezando porque Dios es ordenado y el anticristo no; lo lamentable es que algunos se dejan gobernar por esta influencia cuando están en rebelión de cualquier cosa, pero cuando llegan al poder, se convierten en personas dictatoriales. Por otro lado podemos ver en la Biblia que Dios trabaja por jerarquías, un ejemplo lo podemos ver en el libro de Apocalipsis:

Apocalipsis 1:1 (LBLA) La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la dio a conocer, enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan…

Pero la teoría de aquel que es sin ley, trae una operación de las tinieblas de engaño para que al final todas las naciones le entreguen su autoridad sin ningún problema. Por eso hoy lo que necesitamos es la luz de Jesús para que al mostrarnos el desorden que podamos tener, haya orden y entonces lleguemos a reposar en el nombre de Jesús.

1 Corintios 14:33 (BDP) …porque Dios no quiere la anarquía, sino la paz. Como en todas las asambleas de consagrados…

1 Corintios 14:32-33 (BTX2) Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas, 33 porque Dios no es de desorden, sino de paz, como en todas las iglesias de los santos.

Aquí lo que podemos ver entonces es que la anarquía, el desorden y aun la confusión como lo dice la Biblia de las Américas, están refiriéndose a lo mismo:

1 Corintios 14:30-33 (LBLA) Pero si a otro que está sentado le es revelado algo, el primero calle. 31 Porque todos podéis profetizar uno por uno, para que todos aprendan y todos sean exhortados. 32 Los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; 33 porque Dios no es Dios de confusión, sino de paz, como en todas las iglesias de los santos.

Necesitamos tener cuidado con guardar nuestra vida en el orden de Dios porque con mucha facilidad podemos caer en anarquía, que como ya vimos, considerando la anarquía, según las versiones que vimos, es sinónimo de desorden y aun de confusión. Gracias a Dios que por medio de la Santa Cena podemos desarraigar toda raíz de anarquía que pueda haber en nuestro corazón.

2 Corintios 6:14 (KDSH) No pongan yugo sobre ustedes mismos, uniéndose en una yunta con los incrédulos. Pues, ¿cómo podrán ser socios la justicia y la anarquía? ¿Qué compañerismo tienen la luz con la oscuridad?

2 Corintios 6:14 (RVA 1989) No os unáis en yugo desigual con los no creyentes. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas?

Tengamos cuidado con quién nos relacionamos porque en la medida que nos relacionemos con una persona que tenga idea de anarquía, de esa misma forma pensaremos.

Romanos 1:27 (RVA 1989) De la misma manera, también los hombres, dejando las relaciones naturales con la mujer, se encendieron en sus pasiones desordenadas unos con otros, cometiendo actos vergonzosos, hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución que corresponde a su extravío.

Aquí podemos ver que el homosexualismo es considerado como un desorden. Por eso lo que Dios desea es ordenar una vez que alumbra Su luz y por último llegará el reposo para confiar en que todo lo que El diga lo alcanzaremos.

2 Tesalonicenses 3:6 (LBLA) Ahora bien, hermanos, os mandamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la doctrina que recibisteis de nosotros.

No pretendamos ser más misericordiosos que Dios; si insistimos en salirnos de donde Dios nos permite, estaremos en riesgo de contaminarnos y terminar desordenados.

2 Tesalonicenses 3:11 (LBLA) Porque oímos que algunos entre vosotros andan desordenadamente, sin trabajar, pero andan metiéndose en todo.

Otro desorden lo podemos ver en aquellos que no tienen trabajo y viven metidos en murmuraciones o aprovechándose de la bondad de los demás. Si alguien no tiene trabajo, debería proponerse por adoptar en trabajo de buscar trabajo y honrar a Dios a donde vaya.

 

Retornando a los principios del principio 2 (Returning to the principales of the beginning 2)

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

Hemos estado hablando acerca de la Santa Cena y la relación que tiene con la proclama profética que Dios ordenó a nuestra vida para el año 2018, año del reposo. También vimos la comparación de la primera epístola del apóstol Juan 1:7 con el libro de Génesis capítulo 1 y 2 para alcanzar entonces la luz, consecuentemente la Santa Cena, sinónimo de orden y que eso nos lleve a la limpieza para poder entrar en el reposo de Dios.

Recordemos que Dios, por medio de una ofrenda nos hizo perfectos, claro que el Señor nos ve como si ya hemos alcanzado la perfección; Dios trabaja de esa manera, no así nosotros ni el diablo, por eso cuando vemos en el libro de Job el concepto que Dios tenía acerca de Job, el diablo no lo creía y fue por eso que Job entró el un proceso de prueba, lo cual al final terminó certificando lo que Dios ya había dicho. Lo mismo sucede con nosotros razón por la cual a veces nos vemos en determinadas pruebas, porque Dios nos ve perfectos pero debemos pasar por un proceso a partir del momento en que llega la luz de Jesús a nuestra vida; ahí es donde vemos todo el desorden que hay en nuestra vida y disponemos nuestro ser entero para ordenarlo, hasta que Dios inicia el proceso de ordenar nuestra vida y eso nos lleva finalmente a la etapa de llegar a ser perfectos.

Veamos entonces algunos versículos que nos aclararán más el proceso de luz – orden – perfección:

Proverbios 24:27 (LBA) Ordena tus labores de fuera, y tenlas listas para ti en el campo; y después edifica tu casa.

No vamos a poder edificar nuestra casa si primero no ordenamos nuestras labores, por ejemplo: contrae matrimonio una pareja en el orden de Dios, organizan todo lo que debe hacerse y cuando empiezan su hogar, ven que tienen desorden en sus actividades de afuera; no tenían orden en su presupuesto personal ni tenían proyectado dónde iban a vivir; no se proyectaron en graduarse profesionalmente hablando para tener la oportunidad de un buen trabajo y ser competitivo en el mercado laboral. Hasta que llegó el momento en que se casaron y vieron el desorden en el que vivían y fue solamente a través de la sabiduría de Dios que pudieron ordenar sus labores de afuera para edificar su casa.

Si alguien no se ordena, terminará viviendo a la sombra de algún familiar y sujeto a lo que ellos digan, pero Dios no desea eso, porque si alguien se casa en el orden de Dios, es para iniciar un hogar en forma individual pero guiados por el Espíritu Santo. La instrucción de Dios en este momento es ordenar nuestra vida para poderla edificar y que en su momento, podamos instruir adecuadamente a nuestros hijos e hijas; si no lo hacemos, cuando llegue nuestra descendencia verán el ejemplo en nosotros y si no tenemos orden, ellos tampoco lo tendrán.

Proverbios 20:18 (R11) Los pensamientos con el consejo se ordenan: Y con industria se hace la guerra.

No podemos ordenar nuestras labores ni la casa, si no ordenamos nuestros pensamientos. El problema con esto es que a veces llegan consejeros negativos disfrazados de sabiduría de Dios, con lo cual podemos terminar tomando una mala decisión. La Biblia dice que en la multitud de consejos, está la sabiduría, pero también necesitamos discernimiento de Dios para saber qué consejos tomar y cuáles desechar. Por eso debemos participar de la Santa Cena para tener comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y que sea Dios quien nos diga qué consejo tomar del vaso que El esté usando para aconsejarnos adecuadamente.

 
 

Returning to the principales of the beginning 2

In the first service we talked about the passage of I John 1:7 which says: But if we walk in the light as He is in the light, we have fellowship with one another, and the blood of Jesus Christ His Son cleanses us from all sin. We also mentioned the order in which God works; first He brings His light, then fellowship happens between the brethren (Holy Supper), and then the blood of Jesus cleanses us from all sin. Hebrews 10:14 says: For by one offering He has perfected forever those who are being sanctified. Nowadays, the society and the devil say that you are not perfect, the good news is that the Lord says that you are perfect indeed. If we compare the first principle with Genesis 1:1-3, we will know that the light made the world´s chaos evident. Once this happened, God established His order between all the elements, and the same order needs to come to ourselves; this order needs effort and much time. Today´s blessing is that the Lord´s Communion will bring order to all aspects of our life, then we will live in God´s repose.

Proverbs 24:27 Prepare your outside work, make it fit for yourself in the field; and afterward build your house.

The verse cited above talks about two different actions, and a certain order between them. The first verb is to prepare, this refers to set all things in order, the second action is to build. This principle is valid for the church, for our family and for business; therefore we should ask God´s wisdom and discernment to know what to do in every situation.

Proverbs 20:18 The thoughts are established in order by counsel; by wise counsel wage war.

If your thoughts are not well ordered, you will not be able to organize things such as your house or your business. According to Proverbs, we all need a wise counsel, but we also must discern between the good and the evil counsel. In this occasion, the partaking of the body and the blood of Christ will bring a spirit of wisdom. It will enable us to receive His order, then, we will do whatever He commands in peace.

Job 37:19 Teach us what we should say to Him, for we can prepare nothing because of the darkness.

The Holy Supper works miracles in each of us. As I said before, we all need God´s counsel, we need directions; today we will receive order in our thoughts and the darkness will fade. The last part of all these sequence of teachings is God´s repose, don´t think that you will enter His rest just because He proclaimed it; you will receive this blessing as long as you work for it. Let me say that repose is not laziness, repose is the reward for he who worked his six days.

I Corinthians 3:6-7 I planted, Apollos watered, but God gave the increase. [7] So then neither he who plants is anything, nor he who waters, but God who gives the increase.

This verse can solve many of the questions that some ministers have, especially those who want their church to increase in number. As pastor of this church I keep preaching the word of God, but I do not give the increase, the increase is given by God. Therefore, if you are God´s minister, you do not need to use human strategies to bring people to His church, you must plant the seed and water it, then God will give increase and repose to your work.