Jesús y los días de Noé

Apóstol Samuel Díaz

Es importante que, de acuerdo a la enseñanza que hemos recibido, acerquemos nuestra vista hacia los acontecimientos que están sucediendo, pues esto nos hará reflexionar sobre la necesidad de acelerar nuestra preparación para el encuentro con nuestro Amado, para lo cual necesitamos la unción de Isacar y así tener la habilidad de discernir los tiempos y comprender el panorama que se presenta ante nosotros.

Malaquías 4:1 (LBLA) Porque he aquí, viene el día, ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen el mal serán como paja; y el día que va a venir les prenderá fuego—dice el SEÑOR de los ejércitos—que no les dejará ni raíz ni rama.

Este verso nos deja ver una verdad de algo que sucederá pronto, sin embargo este es un mensaje al pueblo que no ha querido arrepentirse de hacer el mal, por lo tanto si amamos y buscamos a Dios, el mensaje hacia nosotros debe ser otro, que encontramos en el verso siguiente:

Malaquías 4:2 (LBLA) Mas para vosotros que teméis mi nombre, se levantará el sol de justicia con la salud en sus alas; y saldréis y saltaréis como terneros del establo.

Saldremos de esta tierra antes que la destrucción venga y si la unción de Isacar viene sobre nosotros los ministros, debemos advertir al pueblo, de la misma forma que lo hizo Moisés, que dio a escoger al pueblo entre la bendición y la maldición (Deuteronomio 11:26).

Malaquías 3:18 (LBLA) Entonces volveréis a distinguir entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

Hay un mensaje para el impío pero también hay un mensaje para el justo. Dios le dice al justo que le irá bien, pues Dios hace diferencia entre el que le sirve y el que no.

Mateo 24:37 (LBLA) Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

En los días de Noé, para los que creyeron hubo un mensaje de salvación pero para la mayoría hubo juicio y destrucción, de la misma forma serán los días previos al arrebatamiento de la iglesia pues venida se traduce del griego parousía, que se refiere a la venida secreta del Señor, es decir el levantamiento de la Amada. Noé (H5146 noakj ) significa reposo, de tal forma que podemos entender que solo aquellos que entren en el reposo del Señor serán arrebatados.

Sabemos que los días de Noé nos hablan de muchas señales que vemos en este tiempo final como problemas familiares, comidas y bebidas extrañas (canibalismo y alimentos transgénicos), se casaban y se daban en casamiento (matrimonio entre homosexuales), calentamiento global, etc. Si Noé significa reposo podemos decir que la venida del Señor será como en los días de reposo, por lo tanto si escudriñamos en la escritura lo que el Señor hizo en los días de reposo podremos ver lo que sucederá a la iglesia en los días previos a la parousia.

Mateo 12:1-2 (LBLA) Por aquel tiempo Jesús pasó por entre los sembrados en el día de reposo; sus discípulos tuvieron hambre, y empezaron a arrancar espigas y a comer. [2] Y cuando lo vieron los fariseos, le dijeron: Mira, tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo.

En estos días habrá una visitación de Cristo en las iglesias, pues Jesús se está paseando en medio de nuestras congregaciones para visitar sus plantíos. Los discípulos tuvieron hambre, esto quiere decir que en la iglesia despertará el apetito por la palabra de Dios y terminará el tiempo de los discípulos que se duermen, sino que despertarán y estarán anhelando los misterios del Señor. Los discípulos arrancan las espigas, esto quiere decir que necesitamos recoger espigas de toda la palabra que recibimos, escudriñando lo que nuestra cobertura nos enseña.

Lucas 13:10-11 (LBLA) Jesús estaba enseñando en una de las sinagogas un día de reposo, [11] y había allí una mujer que durante dieciocho años había tenido una enfermedad causada por un espíritu; estaba encorvada, y de ninguna manera se podía enderezar.

Cuando revisamos las costumbres de ese tiempo vemos que sin importar cuantos hombres hubiera en la sinagoga, las mujeres no podían estar al frente; ella pasó 18 años llegando encorvada y saliendo de la misma forma, pues la religión no cambia a las personas, sin embargo cuando llegó Jesús en un día de Noé (reposo), fue libre y su forma de vida cambió. Si estamos viviendo los días de Noé, se activará un poder de liberación sobre la iglesia, de tal forma que aquellos que han estado atados por mucho tiempo, serán libres de amarras.

La condición de la mujer encorvada se puede ver como una operación del enemigo sobre la iglesia, que hace que solo vea las cosas de la tierra y centre su mensaje solo en lo terrenal, sin importarle que la Escritura declara que llegará el día que todo esto pasará, pero en estos días de Noé la visitación de Dios llegará a las iglesias que están en esta condición para que alcen su vista hacia el cielo. La palabra enderezar se traduce del G352 anakupto que significa también levantarse, desdoblar, alegrarse, enderezar o erguir. Esto nos deja ver que cuando la iglesia esta viendo hacia la tierra, no se puede alegrar y este es un impedimento para que sea levantada.

Lucas 13:12-13 (LBLA) Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, has quedado libre de tu enfermedad. [13] Y puso las manos sobre ella, y al instante se enderezó y glorificaba a Dios.

Debemos creer que en los día de Noé vendrá nuestra liberación.

Mateo 12:9-10 (LBLA) Pasando de allí, entró en la sinagoga de ellos. [10] Y he aquí, había allí un hombre que tenía una mano seca. Y para poder acusarle, le preguntaron, diciendo: ¿Es lícito sanar en el día de reposo?

La mano seca nos habla de una iglesia que no cree en los cinco ministerios; en este último tiempo hemos visto como muchos atacan o deslegitimizan el ministerio apostólico, pero Jesús está llegando para sanar la mano de la iglesia de tal forma que serán restaurados completamente los cinco ministerios en su totalidad, pues no podemos menospreciar ninguno de ellos; todos fueron dejados para la edificación de la iglesia. La palabra seca se traduce del G3584 xderos que también significa incinerar, árido, encogido. La mano seca entonces nos habla de alguien que tiene tierra árida, que no puede sembrar ni cosechar, no puede dar.

Mateo 12:13 (LBLA) Entonces dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y le fue restaurada, sana como la otra.

La mano seca se sana extendiéndola, es decir dando. Esto quiere decir que la mano seca también nos habla de la sanidad de las economías, de tal forma que nuestra esperanza no puede estar en lo terrenal sino en que sí extendemos nuestra mano para dar, ofrendar y diezmar, Dios nos proveerá.

Lucas 4:16-19 (LBLA) Llegó a Nazaret, donde se había criado, y según su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer. [17] Le dieron el libro del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito: [18] EL ESPIRITU DEL SEÑOR ESTA SOBRE MI, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES. ME HA ENVIADO PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACION DE LA VISTA A LOS CIEGOS; PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS; [19] PARA PROCLAMAR EL AÑO FAVORABLE DEL SEÑOR.

En ese tiempo los libros estaban en rollos y Jesús pidió el libro de Isaías, en una parte que estaba reservada para el Mesías, por lo que esa parte no se leía.

Lucas 4:20-21 (LBLA) Cerrando el libro, lo devolvió al asistente y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en El. [21] Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura que habéis oído.

Jesús se sentó en una silla que estaba reservada para aquel que cumpliría esta palabra, de tal forma que los días de Noé (reposo), también traen el cumplimiento de las escrituras en nuestras vidas, pues todo aquello que Dios nos ha dicho se cumplirá, aún aquellas cosas que veíamos imposibles se cumplirán.

Juan 5:15-16 (LBLA) El hombre se fue, y dijo a los judíos que Jesús era el que lo había sanado. [16] A causa de esto los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en el día de reposo.

Este verso nos habla de aquel hombre que tenía 38 años enfermo y esperaba el mover de las aguas del estanque de Betesda. En ese lugar había otros enfermos pero Jesús lo sano; esto quiere decir que los días de Noé es el tiempo del cumplimiento de los milagros personales. Si por mucho tiempo nos hemos ocupado de interceder por otros, llegó el tiempo en que nuestro milagro personal será cumplido también.

Juan 9:14 (LBLA) Y era día de reposo el día en que Jesús hizo el barro y le abrió los ojos.

Este hombre nació ciego, y Jesús preguntó ¿quién había pecado para que él naciera así?, dando a entender que había circunstancias pre existenciales para los problemas, sin embargo en esta ocasión dijo que esta enfermedad era para que Su Nombre fuera glorificado. Este hombre dio testimonio de que lo único que sabía era que antes fue ciego y ahora veía, de tal forma que lo que sabemos de Dios nos hará recuperar la visión. Viene un día terrible para el mundo, pero en los días previos Jesús visitará a Su iglesia y vendrá tal revelación que nuestros ojos serán abiertos. Necesitamos ser entendidos en los tiempos, ministrando a la iglesia todas estas cosas que Jesús hizo en los días de reposo: liberación, sanidad, visión, etc. y proclamemos que los días de bendición para la Amada del Señor han llegado.

 
 

Jesús y los días de Noé

Apóstol Samuel Díaz

Es importante que, de acuerdo a la enseñanza que hemos recibido, acerquemos nuestra vista hacia los acontecimientos que están sucediendo, pues esto nos hará reflexionar sobre la necesidad de acelerar nuestra preparación para el encuentro con nuestro Amado, para lo cual necesitamos la unción de Isacar y así tener la habilidad de discernir los tiempos y comprender el panorama que se presenta ante nosotros.

Malaquías 4:1 (LBLA) Porque he aquí, viene el día, ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen el mal serán como paja; y el día que va a venir les prenderá fuego—dice el SEÑOR de los ejércitos—que no les dejará ni raíz ni rama.

Este verso nos deja ver una verdad de algo que sucederá pronto, sin embargo este es un mensaje al pueblo que no ha querido arrepentirse de hacer el mal, por lo tanto si amamos y buscamos a Dios, el mensaje hacia nosotros debe ser otro, que encontramos en el verso siguiente:

Malaquías 4:2 (LBLA) Mas para vosotros que teméis mi nombre, se levantará el sol de justicia con la salud en sus alas; y saldréis y saltaréis como terneros del establo.

Saldremos de esta tierra antes que la destrucción venga y si la unción de Isacar viene sobre nosotros los ministros, debemos advertir al pueblo, de la misma forma que lo hizo Moisés, que dio a escoger al pueblo entre la bendición y la maldición (Deuteronomio 11:26).

Malaquías 3:18 (LBLA) Entonces volveréis a distinguir entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

Hay un mensaje para el impío pero también hay un mensaje para el justo. Dios le dice al justo que le irá bien, pues Dios hace diferencia entre el que le sirve y el que no.

Mateo 24:37 (LBLA) Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

En los días de Noé, para los que creyeron hubo un mensaje de salvación pero para la mayoría hubo juicio y destrucción, de la misma forma serán los días previos al arrebatamiento de la iglesia pues venida se traduce del griego parousía, que se refiere a la venida secreta del Señor, es decir el levantamiento de la Amada. Noé (H5146 noakj ) significa reposo, de tal forma que podemos entender que solo aquellos que entren en el reposo del Señor serán arrebatados.

Sabemos que los días de Noé nos hablan de muchas señales que vemos en este tiempo final como problemas familiares, comidas y bebidas extrañas (canibalismo y alimentos transgénicos), se casaban y se daban en casamiento (matrimonio entre homosexuales), calentamiento global, etc. Si Noé significa reposo podemos decir que la venida del Señor será como en los días de reposo, por lo tanto si escudriñamos en la escritura lo que el Señor hizo en los días de reposo podremos ver lo que sucederá a la iglesia en los días previos a la parousia.

Mateo 12:1-2 (LBLA) Por aquel tiempo Jesús pasó por entre los sembrados en el día de reposo; sus discípulos tuvieron hambre, y empezaron a arrancar espigas y a comer. [2] Y cuando lo vieron los fariseos, le dijeron: Mira, tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo.

En estos días habrá una visitación de Cristo en las iglesias, pues Jesús se está paseando en medio de nuestras congregaciones para visitar sus plantíos. Los discípulos tuvieron hambre, esto quiere decir que en la iglesia despertará el apetito por la palabra de Dios y terminará el tiempo de los discípulos que se duermen, sino que despertarán y estarán anhelando los misterios del Señor. Los discípulos arrancan las espigas, esto quiere decir que necesitamos recoger espigas de toda la palabra que recibimos, escudriñando lo que nuestra cobertura nos enseña.

Lucas 13:10-11 (LBLA) Jesús estaba enseñando en una de las sinagogas un día de reposo, [11] y había allí una mujer que durante dieciocho años había tenido una enfermedad causada por un espíritu; estaba encorvada, y de ninguna manera se podía enderezar.

Cuando revisamos las costumbres de ese tiempo vemos que sin importar cuantos hombres hubiera en la sinagoga, las mujeres no podían estar al frente; ella pasó 18 años llegando encorvada y saliendo de la misma forma, pues la religión no cambia a las personas, sin embargo cuando llegó Jesús en un día de Noé (reposo), fue libre y su forma de vida cambió. Si estamos viviendo los días de Noé, se activará un poder de liberación sobre la iglesia, de tal forma que aquellos que han estado atados por mucho tiempo, serán libres de amarras.

La condición de la mujer encorvada se puede ver como una operación del enemigo sobre la iglesia, que hace que solo vea las cosas de la tierra y centre su mensaje solo en lo terrenal, sin importarle que la Escritura declara que llegará el día que todo esto pasará, pero en estos días de Noé la visitación de Dios llegará a las iglesias que están en esta condición para que alcen su vista hacia el cielo. La palabra enderezar se traduce del G352 anakupto que significa también levantarse, desdoblar, alegrarse, enderezar o erguir. Esto nos deja ver que cuando la iglesia esta viendo hacia la tierra, no se puede alegrar y este es un impedimento para que sea levantada.

Lucas 13:12-13 (LBLA) Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, has quedado libre de tu enfermedad. [13] Y puso las manos sobre ella, y al instante se enderezó y glorificaba a Dios.

Debemos creer que en los día de Noé vendrá nuestra liberación.

Mateo 12:9-10 (LBLA) Pasando de allí, entró en la sinagoga de ellos. [10] Y he aquí, había allí un hombre que tenía una mano seca. Y para poder acusarle, le preguntaron, diciendo: ¿Es lícito sanar en el día de reposo?

La mano seca nos habla de una iglesia que no cree en los cinco ministerios; en este último tiempo hemos visto como muchos atacan o deslegitimizan el ministerio apostólico, pero Jesús está llegando para sanar la mano de la iglesia de tal forma que serán restaurados completamente los cinco ministerios en su totalidad, pues no podemos menospreciar ninguno de ellos; todos fueron dejados para la edificación de la iglesia. La palabra seca se traduce del G3584 xderos que también significa incinerar, árido, encogido. La mano seca entonces nos habla de alguien que tiene tierra árida, que no puede sembrar ni cosechar, no puede dar.

 

Mateo 12:13 (LBLA) Entonces dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y le fue restaurada, sana como la otra.

La mano seca se sana extendiéndola, es decir dando. Esto quiere decir que la mano seca también nos habla de la sanidad de las economías, de tal forma que nuestra esperanza no puede estar en lo terrenal sino en que sí extendemos nuestra mano para dar, ofrendar y diezmar, Dios nos proveerá.

Lucas 4:16-19 (LBLA) Llegó a Nazaret, donde se había criado, y según su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer. [17] Le dieron el libro del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito: [18] EL ESPIRITU DEL SEÑOR ESTA SOBRE MI, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES. ME HA ENVIADO PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACION DE LA VISTA A LOS CIEGOS; PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS; [19] PARA PROCLAMAR EL AÑO FAVORABLE DEL SEÑOR.

En ese tiempo los libros estaban en rollos y Jesús pidió el libro de Isaías, en una parte que estaba reservada para el Mesías, por lo que esa parte no se leía.

Lucas 4:20-21 (LBLA) Cerrando el libro, lo devolvió al asistente y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en El. [21] Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura que habéis oído.

Jesús se sentó en una silla que estaba reservada para aquel que cumpliría esta palabra, de tal forma que los días de Noé (reposo), también traen el cumplimiento de las escrituras en nuestras vidas, pues todo aquello que Dios nos ha dicho se cumplirá, aún aquellas cosas que veíamos imposibles se cumplirán.

Juan 5:15-16 (LBLA) El hombre se fue, y dijo a los judíos que Jesús era el que lo había sanado. [16] A causa de esto los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en el día de reposo.

Este verso nos habla de aquel hombre que tenía 38 años enfermo y esperaba el mover de las aguas del estanque de Betesda. En ese lugar había otros enfermos pero Jesús lo sano; esto quiere decir que los días de Noé es el tiempo del cumplimiento de los milagros personales. Si por mucho tiempo nos hemos ocupado de interceder por otros, llegó el tiempo en que nuestro milagro personal será cumplido también.

Juan 9:14 (LBLA) Y era día de reposo el día en que Jesús hizo el barro y le abrió los ojos.

Este hombre nació ciego, y Jesús preguntó ¿quién había pecado para que él naciera así?, dando a entender que había circunstancias pre existenciales para los problemas, sin embargo en esta ocasión dijo que esta enfermedad era para que Su Nombre fuera glorificado. Este hombre dio testimonio de que lo único que sabía era que antes fue ciego y ahora veía, de tal forma que lo que sabemos de Dios nos hará recuperar la visión. Viene un día terrible para el mundo, pero en los días previos Jesús visitará a Su iglesia y vendrá tal revelación que nuestros ojos serán abiertos. Necesitamos ser entendidos en los tiempos, ministrando a la iglesia todas estas cosas que Jesús hizo en los días de reposo: liberación, sanidad, visión, etc. y proclamemos que los días de bendición para la Amada del Señor han llegado.