El vidente Sadoc

Apóstol Fredy Villatoro

1 Samuel 2:31 (LBLA) “He aquí, vienen días cuando cortaré tu fuerza, y la fuerza de la casa de tu padre, y no habrá anciano en tu casa.

Lo que el Señor le estaba diciendo a Elí en ese tiempo era que, a consecuencia de la deshonra y desobediencia, El Señor declaró que venían días en que no habría anciano en su casa es decir

que no habría un ejemplo para el pueblo.

1 Samuel 2:35 (LBLA) “Pero levantaré para mí un sacerdote fiel que hará conforme a los deseos de mi corazón y de mi alma; y le edificaré una casa duradera, y él andará siempre delante de mi ungido.

Entonces Sadoc era ese sacerdote fiel que iba a llegar a ser constituido al final. Vemos que en ese tiempo el ambiente no era nada agradable delante de los ojos de Dios, dado que el pueblo quería a Elí porque les abalaba todo lo que decían y hacían, no había una forma de que les llamara la

Es importante que contextualicemos esto, pues vemos que en los últimos años de Eli se le presentó un profeta hablando palabra de parte del Señor, para decirle las cosas que estaba haciendo mal; lo que el Señor les quería decir es que no iba haber un modelo ejemplar para el pueblo de Israel. En lo espiritual, esto significa que como cristianos nacidos de nuevo debemos ser ejemplo en todo tiempo y en todo lugar.

SACERDOCIO

Es importante que estudiemos el sacerdocio que siempre debemos ejercerlo en sujeción. Un ejemplo de esto es cuando nuestras autoridades nos llaman la atención, pues en ese momento debemos actuar sabiamente, dejarnos moldear y guiar por los buenos consejos de nuestras cabezas espirituales. El espíritu de Eli nos puede llevar a estar bajo la cobertura por beneficios personales, no por amor y esto puede tener como consecuencia que perdamos la autoridad y el poder espiritual que Dios nos ha dado. Los verdaderos videntes se mueven por medio de las promesas de Dios, no se dejan mover por sus expectativas o incluso emociones.

2 Samuel 15:24-25 (LBLA) Y he aquí, Sadoc pasó también, y todos los levitas con él, llevando el arca del pacto de Dios. Y asentaron el arca de Dios, y Abiatar subió después que había terminado de pasar todo el pueblo que salía de la ciudad. [25] Y el rey dijo a Sadoc: Haz volver el arca de Dios a la ciudad, que si hallo gracia ante los ojos del SEÑOR, me hará volver y me mostrará tanto el arca como su morada.

A Sadoc le encargaron hacer volver la presencia de Dios; esto quiere decir que no puede haber organización sacerdotal en la iglesia sino hay videntes, sino entendemos los tiempos y la visión que Dios nos quiere mostrar, sin embrago también necesitamos interpretarla

1 Reyes 1:7 LBLA

Puede ser que el Señor deje de usar a algún ministro, pero si esto sucede será porque está adormecido. Necesitamos estar atentos pues Dios nos puede estar hablando y nosotros no escuchar o no ponemos atención cuando Él nos quiere enseñar, esto puede provocar que poco a poco se comienzan a dormir todas aquellas bendiciones en forma de dones, perdemos la visión y es ahí cuando el Señor hace visitaciones a su pueblo y nos pasa de largo y ya no logramos entrar en esa nuevas bendiciones por falta de fruto, madurez y visión.

1 Reyes 1:8 LBLA Pero el sacerdote Sadoc, Benaía, hijo de Joiada, el profeta Natán, Simei, Rei y los valientes que tenía David, no estaban con Adonías.

No desafiemos la autoridad que Dios ha puesto sobre nosotros. Dios quiere que entendamos sus tiempos, su visión, que nos sujetemos y entendamos su obediencia. Cuando nosotros nos sujetamos hay bendición sobreabundante en nuestra vida. El vidente Sadoc debe ser un ejemplo visible para que de nuestra boca solo salga verdad, ya que Sadoc quiere decir hombre probado en lo justo.