¡Alerta Padres!

Apóstol Billy Bunster

Queremos hablar de una alerta que debe ser mundial, tanto para los que son padres como para los que son hijos, pues el día 21 de noviembre de 2017 se efectuó una votación en la Asamblea General de la ONU, para confirmar y ratificar el hecho de que los padres no tengan un rol preferente en la educación de sus hijos, y que el Estado en cada país, tenga la responsabilidad de educarlos en el área sexual. Este es un tema que ha propuesto esta entidad, que está inspirado por la agenda LBTG, pues quieren distorsionar completamente el tema sexual y la sacar a Dios de la vida de los niños.

En la votación de la Asamblea de la ONU, los países de toda Europa votaron en contra de que los padres tengan la preferencia en la educación sexual de sus hijos, también los países de América del Norte y América Latina, los países que votaron a favor fueron los países Africanos.

Como padres tenemos la obligación de enseñarle a nuestros hijos, el privilegio que tienen de ser lo que Dios dice que son.

2 Samuel 13:32 LBLA Y Jonadab, hijo de Simea, hermano de David, dijo: No crea mi señor que han dado muerte a todos los jóvenes, hijos del rey, pues sólo ha muerto Amnón; porque esto había sido determinado por decisión de Absalón desde el día en que Amnón violó a su hermana Tamar.

Todo el pueblo sabía lo que sucedió entre Amnón y Tamar, David lo sabía y no corrigió a su hijo por lo que hizo, pero no lo hizo debido a que tampoco tuvo una guianza. David aprendió sobre sexualidad, de los filisteos, pues cortó 200 prepucios para ganar a su esposa.

Cuando vemos la situación actual, analizamos si en realidad hemos enseñado bien a nuestros hijos. Nosotros somos los encargados de enseñarles a cerca del tema sexual, en el mejor lugar que es en casa.

Este tema es tratado en las altas esferas de la ONU porque han efectuado estudios y han visto que los niños y jóvenes no saben sobre sexualidad, y entonces tratan de cuidarlos entregándoles preservativos y enseñándoles en la escuela. Ya en los grados de bachillerato, enseñan cómo debe hacerse una masturbación porque según ellos, eso no es malo. Entonces viene la pregunta: ¿cómo hemos de pretender que nuestros hijos no crezcan con una visión distorsionada del tema sexual, si no tomamos la responsabilidad de enseñarles de una manera adecuada?

Proverbios 31:3 BLA 1995 No entregues tu vigor a las mujeres, líbrate de los abrazos de las que pierden a los reyes.

Nuestros hijos son reyes y príncipes, son apartados, gente santa, cuando estaban en el vientre Dios dijo que de ellos se proveería de gente apartada para Él. Siempre hemos pensado el por qué nos tocó vivir en este tiempo, cuando el mundo está tan contaminado, pero debemos saber que Dios sabe a quién envía y en qué tiempo los manda a este mundo, y de todos los espíritus ha enviado en este tiempo, a los mejores, los que le van a dar batalla al enemigo y que le enseñaran al pueblo, por ello nos envió a nosotros. Nosotros tenemos identidad, genética, filosofía de vida, que Dios nos ha dado la cual debemos trasladar también a la siguiente generación.

La directora regional de la ONU, Mujeres para Latinoamérica y el Caribe, cree que las iglesias refuerzan el patriarcado. Dice que en los países nórdicos, las iglesias tienen un rol más vinculado a lo espiritual y no un involucramiento en los roles del Estado. Dice también que la iglesia no debería pasar sus límites a los lugares públicos, a la definición de qué hacer en una escuela y cómo orientar la sexualidad de un niño en una escuela, porque esas son funciones del Estado. Dice también que las iglesias influencian el sistema patriarcal, y que en la región de Latinoamérica la gente tiene mucha fe. Eso significa que la fe de la Iglesia del Señor Jesucristo frena la legalización de la agenda LGTB.

Salmos 10:4 LBLA El impío, en la altivez de su rostro, no busca a Dios . Todo su pensamiento es: No hay Dios.

Este es el pensamiento pseudocatólico o ateo, que las personas no se metan con Dios. Pero, sabemos que los niños nos fueron entregados para que los bendigamos y les enseñemos la Palabra de Dios.

Proverbios 30:11-14 LBLA Hay gente que maldice a su padre, y no bendice a su madre; 12 gente que se tiene por pura, pero no está limpia de su inmundicia; 13 gente de ojos altivos, cuyos párpados se alzan en arrogancia; 14 gente cuyos dientes son espadas, y sus muelas cuchillos, para devorar a los pobres de la tierra, y a los menesterosos de entre los hombres.

Tenemos que hacer una revisión de nuestros hijos y de nosotros mismos, porque no podemos enseñarles algo que no practicamos. Debemos determinar por qué no quieren ir a la iglesia o escuchar música cristiana, debemos saber cómo está la salud de nuestros hijos, también saber de su etapa hormonal para que no quieran tener novio(a) antes de tiempo. Debemos conocer a sus amigos y compañeros de estudio y no permitir que estén fuera de casa de noche.

También podemos medir su espiritualidad, tal como lo dice la Palabra que sucedió con Acán que le pidieron que adorara a Dios para saber si había pecado. Sabemos cómo están con solo verles a los ojos, pero la agenda LTGB nos ha dicho que no debemos violentar su privacidad, pero mientras estén bajo nuestra tutela, debemos saber qué pasa en su intimidad. Debemos saber qué pasa en nuestra casa, porque nos pedirán explicaciones de ello.

A los hijos hoy les decimos que honren a sus padres, no solo estudiando hasta obtener un título académico, sino mantenerse en santidad delante de la presencia de Dios, esto lo hará solamente una generación diferente, entregada a Dios. Siendo padres, somos los responsables también de la santidad de nuestros hijos, en el caso de Aarón, él debió ver las borracheras de sus hijos, eso es algo que no se puede esconder; pero no quiso corregirlos, entonces lo hizo Dios. Aarón pudo haberles salvado la vida a Nadab y Abiú, corrigiendo su conducta, pero no lo hizo.

Salmos 25:7 LBLA No te acuerdes de los pecados de mi juventud ni de mis transgresiones; acuérdate de mí conforme a tu misericordia, por tu bondad, oh SEÑOR.

El salmista le dice al Señor: “yo sé que pequé y si no cambio es muy probable que estos pecados se pasen a mi siguiente generación, por lo que te pido que no te acuerdes de los pecados que cometí en mi juventud, para que mis hijos no sean afectados”.

Debemos entonces pedirle al Señor que nos ayude a enseñarle a nuestros hijos de forma clara quién es el Señor y cómo le pueden agradar solo a Él.

Salmos 78:1-4 LBLA Masquil de Asaf. Escucha, pueblo mío, mi enseñanza; inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca. 2 En parábolas abriré mi boca; hablaré enigmas de la antigüedad, 3 que hemos oído y conocido, y que nuestros padres nos han contado. 4 No lo ocultaremos a sus hijos, sino que contaremos a la generación venidera las alabanzas del SEÑOR, su poder y las maravillas que hizo.

Debemos revisar también qué hemos contado a nuestros hijos, que ha hecho Dios por nosotros.

Salmos 78:5-6 LBLA Porque El estableció un testimonio en Jacob, y puso una ley en Israel, la cual ordenó a nuestros padres que enseñaran a sus hijos; 6 para que la generación venidera lo supiera, aun los hijos que habían de nacer; y éstos se levantaran y lo contaran a sus hijos,

Esta no es un sugerencia, sino un mandato el que enseñemos de los portentos que hizo Dios a nuestros hijos. En la escuela y la universidad les enseñan lo maravilloso que es usar drogas y lo hermoso que es el sexo todos contra todos; pero debemos contarle a nuestros hijos la historia de cómo Dios nos sacó de la miseria y nos trajo a Su redil para ser como El.

Salmos 78:7-8 LBLA …para que ellos pusieran su confianza en Dios, y no se olvidaran de las obras de Dios, sino que guardaran sus mandamientos; 8 y no fueran como sus padres, una generación porfiada y rebelde, generación que no preparó su corazón, y cuyo espíritu no fue fiel a Dios.

Los adolecentes y jóvenes no son el futuro de la iglesia, son la iglesia de hoy, son hermosos y el mundo los desea. No deben tratar de ser iguales a los que el mundo dice que son los líderes e ídolos que buscan las drogas o estar con hombres o mujeres para olvidar sus problemas.

Todos los chicos pasarán por una edad en la que sentirán cosas en su corazón, pero llegará el tiempo adecuado y la bendición de los padres y del Espíritu Santo para que se pueda tener una relación de pareja, el Espíritu Santo nunca sobrepasará la autoridad de los padres porque es respetuoso de ello.

Las almas de nuestros muchachos tienen hambre de atención y de amor, pero debemos tener cuidado de quién reciben esto. Siendo padres deberíamos ser los mejores amigos de nuestros hijos, de tal manera que confíen en nosotros y nosotros en ellos, que se van a guardar y que Dios les ayudará en los momentos difíciles.

Proverbios 5:1-2 LBLA Hijo mío, presta atención a mi sabiduría, inclina tu oído a mi prudencia, 2 para que guardes la discreción, y tus labios conserven el conocimiento.

El conocimiento de la Palabra del Señor se conserva trasladándola de generación en generación, y la Palabra de Dios nos librará del mal. Los jóvenes deben aprender a guardarse para Dios, porque fueron apartados por Él, para adorarle y ser sus siervos.