Retornando a los principios del principio 2 (Returning to the principales of the beginning 2)

Apóstol Sergio G. Enríquez O.

Hemos estado hablando acerca de la Santa Cena y la relación que tiene con la proclama profética que Dios ordenó a nuestra vida para el año 2018, año del reposo. También vimos la comparación de la primera epístola del apóstol Juan 1:7 con el libro de Génesis capítulo 1 y 2 para alcanzar entonces la luz, consecuentemente la Santa Cena, sinónimo de orden y que eso nos lleve a la limpieza para poder entrar en el reposo de Dios.

Recordemos que Dios, por medio de una ofrenda nos hizo perfectos, claro que el Señor nos ve como si ya hemos alcanzado la perfección; Dios trabaja de esa manera, no así nosotros ni el diablo, por eso cuando vemos en el libro de Job el concepto que Dios tenía acerca de Job, el diablo no lo creía y fue por eso que Job entró el un proceso de prueba, lo cual al final terminó certificando lo que Dios ya había dicho. Lo mismo sucede con nosotros razón por la cual a veces nos vemos en determinadas pruebas, porque Dios nos ve perfectos pero debemos pasar por un proceso a partir del momento en que llega la luz de Jesús a nuestra vida; ahí es donde vemos todo el desorden que hay en nuestra vida y disponemos nuestro ser entero para ordenarlo, hasta que Dios inicia el proceso de ordenar nuestra vida y eso nos lleva finalmente a la etapa de llegar a ser perfectos.

Veamos entonces algunos versículos que nos aclararán más el proceso de luz – orden – perfección:

Proverbios 24:27 (LBA) Ordena tus labores de fuera, y tenlas listas para ti en el campo; y después edifica tu casa.

No vamos a poder edificar nuestra casa si primero no ordenamos nuestras labores, por ejemplo: contrae matrimonio una pareja en el orden de Dios, organizan todo lo que debe hacerse y cuando empiezan su hogar, ven que tienen desorden en sus actividades de afuera; no tenían orden en su presupuesto personal ni tenían proyectado dónde iban a vivir; no se proyectaron en graduarse profesionalmente hablando para tener la oportunidad de un buen trabajo y ser competitivo en el mercado laboral. Hasta que llegó el momento en que se casaron y vieron el desorden en el que vivían y fue solamente a través de la sabiduría de Dios que pudieron ordenar sus labores de afuera para edificar su casa.

Si alguien no se ordena, terminará viviendo a la sombra de algún familiar y sujeto a lo que ellos digan, pero Dios no desea eso, porque si alguien se casa en el orden de Dios, es para iniciar un hogar en forma individual pero guiados por el Espíritu Santo. La instrucción de Dios en este momento es ordenar nuestra vida para poderla edificar y que en su momento, podamos instruir adecuadamente a nuestros hijos e hijas; si no lo hacemos, cuando llegue nuestra descendencia verán el ejemplo en nosotros y si no tenemos orden, ellos tampoco lo tendrán.

Proverbios 20:18 (R11) Los pensamientos con el consejo se ordenan: Y con industria se hace la guerra.

No podemos ordenar nuestras labores ni la casa, si no ordenamos nuestros pensamientos. El problema con esto es que a veces llegan consejeros negativos disfrazados de sabiduría de Dios, con lo cual podemos terminar tomando una mala decisión. La Biblia dice que en la multitud de consejos, está la sabiduría, pero también necesitamos discernimiento de Dios para saber qué consejos tomar y cuáles desechar. Por eso debemos participar de la Santa Cena para tener comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y que sea Dios quien nos diga qué consejo tomar del vaso que El esté usando para aconsejarnos adecuadamente.

 
 

Returning to the principales of the beginning 2

In the first service we talked about the passage of I John 1:7 which says: But if we walk in the light as He is in the light, we have fellowship with one another, and the blood of Jesus Christ His Son cleanses us from all sin. We also mentioned the order in which God works; first He brings His light, then fellowship happens between the brethren (Holy Supper), and then the blood of Jesus cleanses us from all sin. Hebrews 10:14 says: For by one offering He has perfected forever those who are being sanctified. Nowadays, the society and the devil say that you are not perfect, the good news is that the Lord says that you are perfect indeed. If we compare the first principle with Genesis 1:1-3, we will know that the light made the world´s chaos evident. Once this happened, God established His order between all the elements, and the same order needs to come to ourselves; this order needs effort and much time. Today´s blessing is that the Lord´s Communion will bring order to all aspects of our life, then we will live in God´s repose.

Proverbs 24:27 Prepare your outside work, make it fit for yourself in the field; and afterward build your house.

The verse cited above talks about two different actions, and a certain order between them. The first verb is to prepare, this refers to set all things in order, the second action is to build. This principle is valid for the church, for our family and for business; therefore we should ask God´s wisdom and discernment to know what to do in every situation.

Proverbs 20:18 The thoughts are established in order by counsel; by wise counsel wage war.

If your thoughts are not well ordered, you will not be able to organize things such as your house or your business. According to Proverbs, we all need a wise counsel, but we also must discern between the good and the evil counsel. In this occasion, the partaking of the body and the blood of Christ will bring a spirit of wisdom. It will enable us to receive His order, then, we will do whatever He commands in peace.

Job 37:19 Teach us what we should say to Him, for we can prepare nothing because of the darkness.

The Holy Supper works miracles in each of us. As I said before, we all need God´s counsel, we need directions; today we will receive order in our thoughts and the darkness will fade. The last part of all these sequence of teachings is God´s repose, don´t think that you will enter His rest just because He proclaimed it; you will receive this blessing as long as you work for it. Let me say that repose is not laziness, repose is the reward for he who worked his six days.

I Corinthians 3:6-7 I planted, Apollos watered, but God gave the increase. [7] So then neither he who plants is anything, nor he who waters, but God who gives the increase.

This verse can solve many of the questions that some ministers have, especially those who want their church to increase in number. As pastor of this church I keep preaching the word of God, but I do not give the increase, the increase is given by God. Therefore, if you are God´s minister, you do not need to use human strategies to bring people to His church, you must plant the seed and water it, then God will give increase and repose to your work.

Publicado en Apóstol Sergio Enríquez y etiquetado , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *