La restauración – Mueros y puertas

Apóstol Sergio Enríquez.

La restauración es un tema muy importante porque puede producir una desviación o desánimo en el corazón de muchos o llevarnos a la plenitud de lo que Dios tiene para nosotros.

Hechos 3:21 (BTA 2003) El cual es debido por cierto que se mantenga en el cielo, hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que antiguamente Dios habló por boca de sus santos profetas.

Este verso es muy usado por los que predican la doctrina del “reino ya” haciendo creer que Jesús no vendrá hasta que sean restauradas todas las cosas, y esto hace dudar a muchos sobre esperar al Señor. Sin embargo debemos entender que cuando Moisés, figura de Cristo, regresó a Egipto, figura del mundo, no regresó a Egipto directamente sino se quedó en el monte de Dios y allí Dios le habló a Aarón para que saliera de Egipto para encontrarse con Moisés; en figura podemos decir que Cristo no vendrá directamente hasta la tierra, sino nos levantará para encontrarse con su iglesia en los cielos.

Cuando Jesús regrese a la tierra posará sus pies sobre el monte de Los Olivos, pero esto será en su segunda venida que no es lo mismo que el arrebatamiento, donde se quedará en los cielos a esperarnos. Lo primero que debe suceder es la resurrección de los muertos en Cristo, que no sabemos cuanto tiempo durará, y luego (no sabemos cuanto tiempo después) los que hayamos quedado seremos transformados. La transformación sí será en un abrir y cerrar de ojos (1 Corintios 15:51-52). Otra cosa que debemos considerar es que si alguien se queda a la gran tribulación ya no se puede salvar, porque para entonces se terminó el día de la expiación.

En este verso la frase “hasta los tiempos” nos habla de que no ser refiere a un solo evento sino a varios; las cosas que deben ser restauradas son todas de las que hablaron los profetas solamente, pero conforme se van restaurando algunas cosas, Dios puede terminar su trato con algunas personas, es decir que Jesús puede manifestarse poco a poco con arrebatamientos al irse dando restauraciones parciales, pues Enoc y Elías fueron arrebatados cuando en lo personal habían sido restaurados, aunque sus contemporáneos no. En base a esto podemos afirmar que hay varias restauraciones descritas en la Biblia:

• Restauración de las mujeres

El libro de Ruth nos narra la restauración de Ruth y de Nohemí, que son figura de la iglesia y de Israel respectivamente. Primero fue restaurada Ruth y se casó, luego tuvo un hijo y esto provoco la restauración de Nohemí. La iglesia se casará en el cielo pues Jesus no bajará todavía, sino que es la iglesia la que subirá al cielo, para luego dar lugar a la restauración de Israel.

• Restauración de altares

Los restauradores de altares fueron Asa, Elias y Manases.

• Restauración del templo

La comenzó Joás, pero luego vinieron otros enviados por Ciro.
• Restauración de personas individuales La encontramos en Gálatas 6:1
• Restauración del Tabernáculo de David
• Restauración del reino
Los discípulos le preguntaron al Señor antes de que partiera de la tierra si restauraría el reino en ese tiempo (Hechos 1:6-7) a lo que el Señor respondió que a ellos (Israel) no les correspondía conocer los tiempos, entonces si a ellos no les correspondía ¿a quién le corresponde conocerlos? Luego Pablo dice que nosotros no necesitamos que se nos escriba nada pues sabemos que el día del Señor vendrá como ladrón en la noche (1 Tesalonicenses 5:1-2), es decir que a nosotros, la iglesia, si nos corresponde conocer los tiempos.

Publicado en Apóstol Sergio Enríquez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *